José Luis Gayà también reconoció que ha tenido que ser «muy duro mentalmente» por la injusta sanción de cuatro partidos que ponía en riesgo la llamada de Luis Enrique. «Fue muy duro, pero ya he pasado página, he tenido que ser muy duro mentalmente, pero sabía que tenía que dar lo mejor de mí. El míster me ha dado la confianza y estoy súper agradecido y con ganas de demostrar. Estoy muy feliz. La última vez no vine, pero en los últimos tres años siempre he contado con la confianza del míster. Me hace seguir trabajando, mejorando y cada vez que vengo, estar con ganas».

A José le entró la «duda», como es lógico, pero siempre trabajó y confió en volver a la Roja a pesar de la sanción. «El hecho de no poder estar en los primeros cuatro partidos me hizo tener la duda. Sabía que al volver tenía que dar lo mejor de mí, el míster me ha dado la confianza, estoy agradecido, con ganas y feliz. Sé que hay mucha competencia, pero lo doy todo y estoy tranquilo». A pesar de su inactividad, José ha trabajado duro para no perder ritmo y volver en las mejores condiciones físicas. «Llevaba cuatro partidos sin competir, pero al final dentro de esas semanas he estado trabajando bien. Hemos hecho partidos de entrenamiento, no es lo mismo. Es verdad que el primer partido (Rayo) me costó pero el último me encontré mejor. Feliz de poder volver a tener minutos».