El fútbol ha pasado en los últimos diez años de estar dominado por los centrocampistas cerebrales, técnicos y familiarizados con modelos de juego de posesiones largas a estarlo por otros más físicos, versátiles y que se mueven en estilos tácticos más dinámicos y verticales. Yunus Musah responde atlética, táctica y técnicamente a esta nueva hornada de futbolistas, algo que han sabido ver a la perfección Gennaro Gattuso, entrenador del Valencia CF, y Gregg Berhalter, seleccionador de Estados Unidos, que ubicándolo en la medular le están ofreciendo el rol y contexto idóneos para que empiece a mostrar su verdadero potencial. Un escenario tan exigente como la Copa del Mundo está confirmando lo que era una evidencia, pero que especialmente en el conjunto de Mestalla tardaron en ver, a Yunus había que ‘centrarlo’ en el campo.

La mejor versión de Yunus Musah

El ‘4’ del Valencia causa sensación en Catar. Tanto por su contribución ofensiva como defensiva. Es un futbolista que abarca mucho campo, que supera líneas en conducción por pura potencia, se asocia con sus compañeros, amenaza con un buen golpeo de media distancia y además ha realizado tareas menos vistosas como marcajes individuales. El más sonado fue el que realizó sobre la ‘superestrella’ Jude Bellingham, a la que secó por completo en el partido contra el Inglaterra.

Su regularidad dentro del mismo partido es un aspecto a mejorar, así como la toma de decisiones, pero tanto su entrenador como su seleccionador saben que atesora un potencial por el que merece la pena ‘arriesgar’ e invertir tiempo y partidos para pulirlo. En Estados Unidos lo vieron desde el ‘día 1’, ya que lo hicieron debutar son solamente 17 años y fue directo al trivote, su posición formativa en el Arsenal, a pesar de que Javi Gracia -y posteriormente José Bordalás- lo encorsetasen pegado a la banda derecha en el club.

En Mestalla, Gattuso lo tuvo claro también desde que llegó. De hecho, el Valencia arrancó sin extremos la pretemporada y ni con esas el italiano lo sacó del centro del campo. Especialmente bueno fue su arranque de temporada, pisando el área rival, apareciendo con frecuencia en la elaboración y ofreciendo una marcha más al juego del equipo, que si bien presenta un estilo que busca la posesión trata de ser vertical con la pelota. Ahí Musah se está sintiendo cómodo por la libertad que le otorga el sistema y su rol para aparecer por diferentes zonas.

La confianza de Berhalter en Yunus es absoluta, tanto que para él está incluso por encima de Weston McKennie, futbolista de la Juventus de Turín. El jugador del Valencia CF ha completado dos partidos enteros y en uno de ellos -el primero- fue sustituido en el 75 del encuentro, un total de 255 minutos jugados en esta Copa del Mundo por los 208 del centrocampista juventino, que a pesar de tener 24 años y más bagaje es más prescindible para el seleccionador. Solamente Tyler Adams, del Leeds, que esta completando al lado de Musah un Mundial inmenso, ha jugado más minutos que él.