Edinson Cavani puso punto y final a su aventura mundialista antes de lo que le hubiese gustado. El uruguayo inicia desde ahora un periodo de descanso y desconexión para olvidar cuanto antes su amargo adiós a Catar en la fase de grupos. El atacante del Valencia dispondrá de varios días libres antes de incorporarse a los entrenamientos en Paterna pero el número exacto aún está por apalabrar con Gennaro Gattuso. Lo que es evidente es que no estará disponible para el próximo amistoso de esta particular pretemporada ante el Clermont el nueve de diciembre. La cita en Mestalla ante el Nottingham Forest el día 16 es más realista.

El estado de su tobillo es uno de los mayores focos de interés ahora mismo en clave valencianista. Cavani se ausentó de los últimos partidos de liga antes del parón a causa precisamente de unas molestias en esa zona. Diego Alonso no ha forzado mucho al ‘7’ valencianista, de hecho solo fue titular en uno de los tres partidos aunque sí ha participado en todos. En cualquier caso, Cavani no ha dado síntomas de seguir sufriendo dolores en el tobillo.

El estado físico y deportivo del futbolista uruguayo es sin duda una de las claves para que el equipo complete la temporada de la manera más exitosa posible. Desde que debutó el pasado 17 de septiembre ante el Celta de Vigo, a pesar de que le costó estrenar su cuenta goleadora, ha demostrado que es el futbolista más diferencial en el plano ofensivo que el técnico italiano tiene en su plantilla. Una vez abrió sus registros no paró de ampliarlos. En siete partidos jugados acumula una asistencia y cuatro goles, todos ellos en los últimos cinco partidos. De hecho, el alto en el camino obligado que tuvo que hacer por culpa de su tobillo llegó en el peor momento posible. El objetivo de estas semanas previas a la reanudación de la competición de clubes es evidente: olvidar el varapalo mundialista, dejar atrás definitivamente cualquier problema físico y conectar al cien por cien con el objetivo del Valencia esta temporada. 

Cavani firmó con el Valencia en verano siendo el Mundial uno de los principales motivos. Sin embargo, una vez concluida la cita, lo más lógico es pensar que el compromiso del atacante seguirá siendo máximo, y a los precedentes toca remitirse. Cavani es un ganador nato, lo ha demostrado a lo largo de su carrera y en València no es distinto. Ya demostró su profesionalidad forzando el tobillo en algunos partidos hasta que la situación alcanzó un riesgo demasiado elevado. Firmó por dos años en Mestalla y esa también es una prueba clara de que el Mundial no fue lo único que puso en la balanza de su decisión. Mientras dure su contrato Cavani seguirá dando el cien por cien de sus posibilidades por compromiso al club y por orgullo propio para demostrar que sigue siendo ‘top’.

Yunus, merecido descanso

Cavani no es el único valencianista que ya está fuera del Mundial. Yunus Musah también se incorporará a la dinámica del Valencia en los próximos días, no sin antes disfrutar de días de descanso que también será apalabrados con el entrenador del Valencia. El norteamericano, que se despidió del torneo en octavos tras caer contra Países Bajos, regresa tras haber sido una pieza clave de una de las selecciones más sorprendentes de Catar. Yunus sigue creciendo tanto en su club como en su selección.