El aumento del número de acciones para asistir a la Junta General de Accionistas ha diluido al accionariado y permitido la entrada de muchísimos menos valencianistas a realizar sus preguntas y plantear sus inquietudes al Consejo de Administración. El club aprobó la fórmula del uno por mil para recortar drásticamente el número de asistentes, de forma que solamente quién ostente -o consiga que le deleguen- más de 5.786 títulos puede acceder.

En este sentido, el colectivo Libertad VCF ha conseguido aglutinar 40.000 delegaciones para poder tener seis representantes dentro de la Junta para tratar de fiscalizar la gestión que están llevando a cabo desde Meriton Holdings para el club de Mestalla. La plataforma ha conseguido el doble de acciones que la temporada pasada, incluyendo las del expresidente del club, Manuel Llorente, que no podía ir por su cuenta esta vez por el aumento de acciones.

La oposición realizará preguntas sobre la gestión y también sobre el requisito de acciones para acceder a las juntas. Javier Solís dijo en sala de prensa que regresar a las número de acciones anterior no era un tema que su hubiesen planteado todavía en ninguna reunión.