Ni entrenador. Ni fichajes. Ni dinero. El Valencia CF no tiene liquidez para afrontar el pago de las nóminas de la plantilla. La crisis económica sigue azotando al club con toda su dureza. Los jugadores tienen que cobrar la primera parte de la ficha de enero de la temporada 22/23 y la entidad no dispone de dinero para hacerlo. Según ha podido saber SUPER, el club ya se ha vuelto a poner en contacto con los jugadores para ofrecerles el pago de la mitad de sus fichas en pagarés a cuatro meses y con la ‘ventaja’ para ellos de hacerlo con intereses.

Hay futbolistas que están dispuestos a aceptarlo y han dado su beneplácito, mientras que otros han tomado la decisión de negociarlo a través de sus agentes y abogados. El ofrecimiento de pagarés a la plantilla confirma la crítica situación financiera y agudiza todavía más la crisis deportiva y social que en estos momentos atraviesa el club.

Y es que el Valencia, como ocurrió por primera vez en el verano de 2020, se ha visto obligado de nuevo a recurrir a una empresa de pagarés para pagar a su plantilla. No es por tanto algo desconocido en la ‘era Meriton’.

Tal y como reflejaron las cuenta anuales del club en el anterior ejercicio, el Valencia CF solicitó financiación a una empresa de pagarés para que los jugadores cobrasen una parte de sus fichas por un total de 10,4 millones de euros más intereses hasta el pasado 31 de diciembre de 2022.

Gattuso se despide en Paterna

Gattuso se despide en Paterna J. M. López

La historia se repite con los pagos en el VCF

El Valencia se ha visto obligado a endeudarse para poder afrontar el pago de las fichas de sus jugadores. El club sufre un problema muy grande de liquidez como consecuencia de la gestión negligente de Peter Lim durante los últimos años y, entre otras razones, eso explica las dificultades que ha encontrado la dirección deportiva para poder reforzarse en el mercado de invierno.

No hay dinero, si bien es cierto que son varios los clubes tanto de Primera como de Segunda que se encuentran en esta situación también por una serie de ingresos pendientes de CVC que el pasado ejercicio tampoco fueron suficientes para pagar.

23

Más de 300 valencianistas protestan contra la gestión de Meriton en las oficinas del Valencia CF Germán Caballero