Valencia CF

El Valencia 2024/25 inicia su cuenta atrás en Paterna

Baraja toma el mando en la primera jornada sobre el césped a 40 días del duro inicio de liga

Rubén Baraja.

Rubén Baraja. / F. Calabuig

PASCU CALABUIG

Por primera vez en muchos años, el Valencia CF arrancará este lunes, 8 de julio, una pretemporada en la que no viajará para realizar un ‘stage’ de preparación. Después de completar las pruebas médicas y de esfuerzo entre jueves y domingo, tests en la que los jugadores han mostrado óptimos valores físicos, Rubén Baraja toma el mando sobre el césped de la Ciutat Esportiva. El lugar habitual de trabajo va a convertirse este verano en el campamento base de un equipo que jugará seis amistosos antes de afrontar el inicio oficial de la campaña 24/25 con el partido de la primera jornada de Liga frente al Barcelona el 17 de agosto.

Antes de la visita a Mestalla del equipo del alemán Hansi Flick, los blanquinegros tienen por delante 40 días en los que ponerse a punto para un exigente inicio de competición. Tras los seis amistosos, llegará la hora de la verdad con cuatro encuentros ligueros antes de que la Liga se detenga dos semanas a causa del comienzo de la UEFA Nations League. Tras ello, los valencianistas retomarán el torneo doméstico enfrentándose al Atlético de Madrid.

El ‘Pipo’ Baraja dispone de siete semanas por delante para tratar de hacer lo más competitivo posible al nuevo Valencia 24/25. Una cuestión que pasa por la preparación física de un bloque de continuidad tiene aprendida en su mayoría la lección táctica, pero, sobre todo, por los refuerzos que deben caerle a una plantilla que compite también contra los obstáculos que pone en el camino su máximo accionista.

Solo una cara nueva

Para empezar, el grupo únicamente inicia el curso con una cara nueva con relación al de hace un año, el portero Stole Dimitrievski. Entre los principales deseos del entrenador estaba el de que Rafa Mir también estuviese en Paterna este lunes. Sin embargo, aunque la sensación de que pronto pueda estar, la realidad es que a Baraja le toca seguir esperando.

Este lunes, a primera hora de la mañana, 15 jugadores profesionales están citados en la Ciutat Esportiva: Dimitrievski, los defensas Thierry, Foulquier, Jesús Vázquez, Cenk y César Tarrega -vuleve a la primera plantilla tras medio año excelente en el préstamo al Valladolid-, los medios Pepelu, Guillamón, Javi Guerra, Almeida, Fran Pérez, Canós y Hugo González, por quien el Eibar ha pedido una cesión, y los delanteros Alberto Marí y Hugo Duro. Una quincena a la que se unen también los canteranos: David Otorbi, Martín Tejón, Álex Serradell, Rubén Iranzo, Borja Calvo y los guardametas Vicente Abril y el hispano-argentino Alain Gómez.

A la pobreza en la política de fichajes, Baraja suma el inconveniente de las bajas. A diferencia del comienzo de pretemporada del pasado curso, en el que el equipo arrancó con centrales como Gabriel Paulista, despachado por Meriton en enero, y Mouctar Diakhaby, que sigue con optimismo su recuperación cuatro meses después de la intervención, y con el lateral José Luis Gayà, quien trabaja al margen con el plan de competir a finales de septiembre o comienzos de octubre, hoy lo hace sin ninguno de ellos. n