La tristemente célebre UTA 3736 había descarrilado «varias veces», según algunos maquinistas que trabajan en la Línea 1 consultados por este diario, aunque lo cierto es que ninguno recuerda con exactitud ni fechas ni lugares. Un conductor habla de «tres veces» mientras otro sostiene que dos: una entre Torrent y Picassent y otra en Moncada. Para un mecánico, la 3736, al igual que la 3740 eran «unidades famosas», con frecuentes entradas al taller.

No obstante, en el archivo fotográfico de Levante-EMV existe una prueba que evidencia al menos uno de los problemas sufridos por la 3736 antes del trágico accidente del pasado lunes. Se trata del descarrilamiento registrado en un por un problema de bandaje en una de las ruedas el 30 de junio de 2003 en las proximidades de Picassent.

Al margen de hemerotecas, a los archivos de FGV les han salido duros competidores entre los aficionados a los trenes de toda España conectados a través de internet.

El algunas de estas páginas se hace un seguimiento detallado de cada una de las unidades en servicio en FGV, con descripción exacta de en que situación se encuentra, si ha sido reparada recientemente e incluso si cambia de color o sale a la vía con una numeración diferente a la original. Así es posible saber el destino de las unidades que el pasado 9 de septiembre chocaron en Picanya: la 3729A,la 3730A- ahora fundidas en una única unidad- y como la 3733 ya esta de nuevo en servicio mientras la 3739 sigue en reparación.