17 de noviembre de 2009
17.11.2009

El humo obliga a desalojar un colegio

17.11.2009 | 02:14

?
El incendio de ayer no ocasionó daños personales, pero sí materiales. El Colegio Público de Infantil y Primaria Santa Teresa se vió obligado a desalojar a sus 180 alumnos por los problemas que estaba generando el humo. Fue un desalojo ordenado y de carácter "preventivo".
Según explicó el director del centro, José Manuel Pérez, el humo era "muy denso" y decidieron llevar a los niños primero al patio del colegio y luego al polideportivo del Carmen, que está a apenas 50 metros de distancia.
Allí estuvieron hasta la 1 de la tarde, pero "como llegaba la hora de comer y no los íbamos a dejar en ayunas, los llevamos de nuevo al colegio, cerramos bien las ventanas, y decidimos, junto con la AMPA, avisar a los padres para que vinieran a recogerlos".
Luego, conforme fueron terminando, los niños fueron formando en la calle Marqués de Caro y con ayuda de la Policía Local fueron volviendo a sus casas. Por la tarde ya no hubo clase. "Como son niños pequeños queríamos asegurarnos de que no había problemas", explicó Pérez.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook