24 de febrero de 2010
24.02.2010

Rausell: "Las bases de la Copa del América serían talleres falleros"

El promotor de un recinto sobre las Fallas en el puerto defiende que "salvaría la industria y abriría nuevos negocios" - Es la tercera vez que el profesor propone esta avanzada apuesta

24.02.2010 | 01:00
El profesor Rausell, en su despacho de la Universitat.

?
"El Distrito Faller o Fester se ubicaría en la Marina Real Juan Carlos I". Así lo afirma el profesor de la Unidad de Investigación en Economía Aplicada a la Cultura de la Universitat de Valencia, Pau Rausell. En ese emplazamiento se reubicarían los talleres de la Ciudad del Artista Fallero y otras instalaciones distribuidas ahora por poblaciones de L' Horta, además de otras industrias festeras, como de indumentaria, pirotecnia o de otros sectores. Se crearía, así, un parque temático de la fiesta.
La propuesta de Rausell ha sido incluida en el libro "València, una ciutat manifestamente millorable" de Josep Sorribes, y constituye la vuelta a la vida de una idea que Rausell ya planteó en 2007 por vez primera, aunque sin eco.
Rausell manifestó ayer a Levante-EMV que mantiene su planteamiento "de reubicar la Ciudad del Artista Fallero en la zona de la Marina Real Juan Carlos I. Las bases de los equipos náuticos se podrían reutilizar como espacios donde habilitar los futuros talleres. Las paredes deberían ser acristaladas, trasparentes, para que el público pueda contemplar el trabajo de los artistas falleros mientras pasea por esa zona".
El profesor agrega que "la propuesta es singular pero nadie se ha hecho eco. Ni siquiera el Gremio de Artistas Falleros ha seguido hacia adelante con ese planteamiento", incluido ya en un estudio que elaboró para la citada entidad con la colaboración de Vicente Monfort y en el que figuraba la construcción del parque temático. "La idea no se centra en poner en un mismo sitio a estos profesionales sino de potenciar un arte, el de las fallas, poco conocido en muchos lugares", dijo.
El proyecto de Rausell tiene como objetivo crear un parque tecnológico que es una apuesta arriesgada "pero salvaría industria y abriría nuevos negocios. En el interior de ese espacio también se podrían construir hoteles tematizados por los propios artistas falleros para completar la oferta, como apuntaba Monfort en el estudio del gremio".
El profesor explica que en "ese futuro parque no sólo cabría la construcción de fallas sino también el Museo del Ninot, que el gremio tiene en su recinto actual. Se enseñaría la colaboración de estos profesionales con el mundo del séptimo arte, el carnaval, el de construcciones en parque temáticos o teatrales... Otra sede que podría ubicarse es la de la Junta Central Fallera y el Centro de Artesanía". Sin embargo, la ubicación de la sede fallera podría decaer porque el ayuntamiento ha elegido un suelo cercano a la avenida de Baleares para un nuevo edificio mientras lo segundo podría estudiarse porque el suelo donde está el citado centro es del Colegio del Arte Mayor de la Seda, que lo ha cedido.
Rausell planteó por vez primera la construcción del parque temático en la Marina en un artículo que rubricó con Raúl Abeledo, otro profesor de la Universitat, en un trabajo sobre fallas para la Asociación de Estudios Falleros a finales de 2007 pero ni entonces ni después ha tenido respuesta de las instituciones ni de otros colectivos. Al año siguiente Rausell volvió a hablar de ese asunto en el estudio para gremio fallero y ahora su propuesta es una de las 178 incluidas en el libro de Josep Sorribes para mejorar la ciudad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook