13 de junio de 2010
13.06.2010

El alcalde de Barcelona censura la política "de derechas" de Valencia

Critica "el espectáculo de cierta política donde nadie dimite, ni los que compran trajes o voluntades"

13.06.2010 | 02:00

El alcalde de Barcelona, Jordi Hereu, arremetió ayer contra las políticas municipales "de derechas" de Madrid y Valencia, que situó como contrapunto de las de Barcelona, "un proyecto de ciudad que es admirado en el mundo".
En la clausura del Consejo de la Federación del PSC en Barcelona, aseguró que a pesar de la crisis económica, su consistorio potenciará el civismo, la convivencia en el espacio público y la seguridad. "Limpiaremos más las calles, pondremos más policía local", explicó.
En este sentido, dijo que ni Madrid ni Valencia, dos ciudades gobernadas "por la derecha", soportan la comparación con el buen estado de las arcas de la capital catalana y sus políticas.
"Mientras aquí ponemos más becas comedor, en Madrid las quitan; en algunos sitios dejan de limpiar calles, en ese Madrid conservador, o en Valencia donde dejan de hacer políticas de seguridad, cuando aquí se incorporará la semana que viene 250 guardias más", argumentó.
Además Hereu criticó el "espectáculo" de cierta política "donde nadie dimite, ni los que compran trajes o voluntades" y ha defendido la valentía de Carles Martí por dejar su cargo como primer teniente de alcalde de la ciudad tras los problemas detectados en la consulta de la Diagonal, con un resultado contrario a las tesis del equipo de gobierno municipal.
Hereu, que cerró ayer la reunión del Consejo de la Federación del PSC de Barcelona, en un momento en el que existen dudas sobre su continuidad como candidato para las elecciones municipales de 2011 ante los malos resultados de las encuestas, criticó "la tendencia que hay en este país de dictar sentencias, del tipo este señor ya no vale".
"Mi destino está ligado a Barcelona", remarcó el alcalde, quien, a pesar de los rumores que ponen en duda su continuidad como candidato socialista para el próximo mandato, ha afirmado que: "Estoy seguro de que este alcalde seguirá siendo el futuro alcalde de la mejor Barcelona".
Tras explicar que ha entendido el mensaje dado por la ciudadanía por el fracaso en la consulta de la reforma de la Diagonal -que ha calificado de error político por su falta de oportunidad en mitad de una crisis- apuntó que en lo que resta hasta las elecciones, su equipo centrará aún más los esfuerzos en mantener la actividad económica, generar empleo, blindar los servicios sociales y garantizar la convivencia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook