21 de junio de 2010
21.06.2010
Transporte

Las bicicletas inundan Valencia

La ciudad cuenta desde esta semana con un sistema de bicicletas de uso público distribuidas en 150 estaciones

21.06.2010 | 20:27

La ciudad de Valencia cuenta desde esta semana con un sistema de bicicletas de uso público, distribuidas en 150 estaciones --con 1.500 unidades--, principalmente en la zona este, para aprovechar el incremento de desplazamientos hacia las playas en el periodo estival. Se prevé que a finales de 2011 se pongan en la calle 2.750 bicicletas de alquiler, a disposición de los usuarios pero en 275 estaciones de todos los barrios.

Así lo indicaron hoy en declaraciones a los medios de comunicación la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá; el presidente de la firma JC Decaux --adjudicataria de la expolotación del sistema--, Juan Carlos Decaux; el concejal de Circulación, Alfonso Novo, el de Ordenación Urbana, Francisco Lledó; y otros miembros de la corporación, quienes asistieron a la inauguración de una de las estaciones, ubicada en Blasco Ibáñez.

Esta iniciativa, conocida como 'Valenbisi', está dirigida a personas mayores de 16 años, las 24 horas del día y los 365 días del año. La primera media hora de uso será totalmente gratuita, y la siguiente media hora costará 50 céntimos de euro. A partir de ese tiempo, si el usuario desea continuar circulando por la ciudad en la bicicleta tendrá que abonar dos euros cada hora, con el fin de que el uso del vehículo sea rotatorio. Los interesados en la utilización anual del servicio podrán disponer de un bono anual por 18 euros. Además, se han establecido bonos de uso semanal, especialmente dirigidos al turismo, a un precio de 10 euros.

Para usarlas, el ciudadano podrá retirar una bicicleta de una estación base mediante la aplicación de su tarjeta y su número PIN en el poste sito en la estación, y devolverla a lo largo del día en cualquiera de los 275 puntos disponibles.

Incluso es posible elegir la bici que se desea entre las disponibles en cada estación y, además, si la estación está llena al ir a devolverla, ya que el sistema "regala" otros 15 minutos e informa de las estaciones libres más próximas. Las bicicletas pesan unos 20 kilos, y disponen de cesta y candado.

Este nuevo sistema, que funciona con éxito en numerosas ciudades europeas, dispondrá de una red de estaciones conectadas entre sí y ubicadas próximas a otros puntos de conexión de transporte público. Precisamente, una de las ventajas del uso es que la tarjeta de abonado es compatible con la Tarjeta Móbilis de transporte público --metro, EMT--.

Al respecto, Barberá explicó que este servicio no supondrá ningún coste para el municipio, dado que su explotación queda vinculada a la publicidad. Por su parte, Decaux indicó que de la experiencia de esta firma en otras ciudades como París, Luxemburgo o Dublín, "se deduce que la implantación del servicio público de bicicletas de alquiler incide muy positivamente en la utilización de este sistema de transporte por parte de los ciudadanos". De hecho, afirmó que se ha observado un incremento en las ventas de bicicletas para uso personal hasta del 70 por ciento en otras urbes, y hasta de un 30 por ciento en el alquiler.

DE 10 A 130 KM

Barberá señaló que desde su llegada a la Alcaldía en 1991, los itinerarios ciclistas en la ciudad se han incrementado desde los 10 kilómetros de carril-bici que había entonces hasta los 130 que se disfrutan ahora en cada sentido, entre ciclo-calles, Zona 'Compartida' y carril-bici en sí --más 100 kilómetros--. Y anunció la próxima puesta en marcha de 30 kilómetros más.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook