22 de junio de 2010
22.06.2010
Expectación

El servicio público de alquiler de bicicletas arranca con 242 abonados

22.06.2010 | 03:31
El servicio de alquiler está en marcha 24 horas al día.

Y es que los vecinos que ayer vieron cualquiera de las estaciones repartidas por la ciudad no se mostraron indiferentes, ni mucho menos. Algunos, las miraron de refilón.

Otros, preguntaban, directamente, al técnico encargado de ir accionado, una a una, las 35 estaciones distribuidas por Valencia. Las preguntan eran de los más variado, desde cuánto cuesta utilizar el servicio -el bono anual es de 18 euros, pero la primera hora es gratis, la segunda vale 50 céntimos, y a partir de ahí, cada hora suma un euro- hasta si las estaciones llegarán a todos los barrios, o si es, simplemente, un medio de transportes para turistas. Los más atrevidos toquetearon los vehículos o se subieron a ellos. La gran mayoría se mostró encantado con la iniciativa. Algunos, algo escépticos, se preguntaban si la ciudad es segura para circular en bicicleta y si no habría que fomentar "más respeto hacia el ciclista, en lugar de repartir vehículos por toda la ciudad". En cualquier caso, el primer día de puesta en funcionamiento del sistema Valenbisi fue un éxito.
Valencia acogió la iniciativa , en su primer día, con 242 abonados, 35 paradas -distribuidas entre el marítimo y la Jardín del Túria- y 400 bicicletas. El objetivo, sin embargo, es alcanzar las 2.750 bicicletas en 275 estaciones entre 2010 y 2011. Con el 100% del servicio funcionando, el ayuntamiento espera entre 75.000 y 100.000 usuarios. En la presentación de Valenbisi -de la mano de la alcaldesa Rita Barberá y del presidente de la empresa adjudicataria, JC Decaux- una idea se repitió sin cesar: El servicio no está previsto para pasear. Los vehículos deben usarse "como un medio de transporte alternativo y ecológico. Es así como sale económica".
Las paradas se encuentran, de entrada a menos de 300 metros, y para continuar, suelen conectar con estaciones de autobús y de metro. Por ello, el sistema también es compatible con la tarjeta Mobilis, que se usa en la red de transporte de Metrovalencia y de la EMT. Es más, de los 242 abonados que se dieron de alta antes de que se iniciara el servicio, el 45% eran usuarios de esta tarjeta.
Alvaro Seguí, de 25 años, era uno de ellos. Tras la presentación oficial, fue el primer usuario "real" que se acercó hasta la parada ubicada entre la avenida Blasco Ibáñez y la calle Yecla para probar las bicicletas. Él, lejos de mirar el vehículo de lejos, ya podía usarlo. Y así lo hizo. Sin embargo, le faltaba el número PIN. Lo consiguió en apenas unos minutos, y la empresa afirmó que, a partir de las ocho de la mañana de hoy, todos los usuarios de la tarjeta Mobilis recibirán el número en cuestión que hace compatible la tarjeta.

Barberá presume de 130 km de carril bici

La alcaldesa Rita Barberá presumió ayer de los "130 kilómetros de carril bici que tiene la ciudad de Valencia" y recordó que "cuando llegué a la alcaldía solo había 10". Además, recordó la existencia de las ciclo calles y anunció 30 kilómetros más de carril bici. El presidente de CJ Decaux, por su parte, afirmó que la implantación del servicio público de bicicletas de alquiler "incide muy positivamente en la utilización de este sistema de transporte por parte de los ciudadanos". De hecho, añadió que se ha observado un incremento en las ventas de bicicletas para uso personal hasta del 70% en otras urbes, y hasta de un 30%, en el alquiler. El socialista Francisco Carsí, por su parte, lamentó que las estaciones no se encuentren en todos los barrios y que no tengan "carácter intermodal", mientras que el concejal de EU, Joan Ribó, criticó que el sistema llegue a Valencia "con cinco años de retraso".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook