23 de junio de 2010
23.06.2010

Alerta en la ribera del Túria por los mosquitos

Las poblaciones limítrofes con el río o el nuevo cauce aumentan las medidas para prevenir la plaga

23.06.2010 | 02:00
El agua que se estanca en el nuevo cauce del Túria multiplica los focos de insectos en la zona.

La amenaza de un verano con un nivel de mosquitos y otros insectos superior al de otros años en las riberas del río Túria y en el entorno del nuevo cauce ha llevado a los ayuntamientos a incrementar las medidas de control y erradicación de plagas. Al igual que Xirivella ha pedido ayuda a la Confederación Hidrográfica del Júcar -titular de ambas cuencas- por la aparición de una plaga en todo el casco urbano, como publicaba ayer Levante-EMV, otras poblaciones como Manises o Mislata han activado todas las alertas para los próximos meses.
E Manises, fuentes municipales han informado de que en las inspecciones periódicas que realizan e las zonas limítrofes del Túria, para programar después las acciones preventivas, se ha detectado este año "un aumento considerable" de larvas de insectos, lo que anuncia un verano con más mosquitos que los anteriores.
Si bien hasta la fecha no se han recibido quejas en el consistorio por picaduras graves, desde el área correspondiente se han reforzado tratamientos de desinsectación, al igual que otros de desratización. También se han mantenido contactos con la dirección del Parc Natural del Túria para "ver de qué forma se puede abordar el problema", además de intensificar las recomendaciones a los vecinos de las áreas residenciales cercanas al río que extremen las precauciones en los puntos de acumulación de agua, como las piscinas, y que eviten aguas estancadas en jardineras y maceteros.
Manises fue una de las poblaciones donde ya el año pasado se registró una plaga de mosquitos en una zona de chalés y se denunciaron numerosas picaduras a algunos residentes.
En Mislata, el consistorio mantiene una "alerta permanente" en este asunto porque, por la experiencia de otros años, "en cualquier momento eclosionan las larvas y todo el municipio se llena de mosquitos en un día y hay que estar preparados". Por ello, ya se han realizado las correspondientes acciones de fumigación, especialmente en "zonas vegetales y terrenos perdidos", según fuentes municipales, teniendo en cuenta que "este año el nuevo cauce lleva más agua que en otros ejercicios en una época en la que ya hace bastante calor".
En Quart de Poblet, el consistorio no ha recibido quejas importantes de los vecinos pero se han adoptado todas las medidas sanitarias recomendadas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook