23 de junio de 2010
23.06.2010

Una obra que amenaza un jardín "histórico"

23.06.2010 | 02:00

?
La denuncia de Cercle Obert contra el concejal de Urbanismo del Ayuntamiento de Valencia surge a raíz de que el consistorio decidiera derribar parte del muro que protege el Jardín de Monforte y sustituirlo por una verja de hierro, un atentado, dicen los denunciantes, contra un jardín declarado histórico en el año 1941 y Bien de Interés Cultural en la década de los noventa.
Al parecer, el nivel freático de la zona obligó a la empresa constructora del aparcamiento de la calle Severo Ochoa a envolver el recinto en un cajón de hormigón que provoca la acumulación de humedad en el jardín y ocasiona serios daños a las plantas que hay en la parte más cercana a la calle citada. Y es precisamente por evitar esos daños por lo que el consistorio decidió derribar el muro -la obra lleva pendiente un año- y construir una verja metálica que permita el paso del aire a los árboles y neutralice el exceso de humedad.
Pues bien, en su ofensiva contra el derribo del muro, de la que ha dado amplia cuenta este periódico, Cercle Obert descubrió que para la construcción del aparcamiento no se había pedido el "preceptivo" informe de la Dirección General de Patrimonio e interpuso la denuncia contra el concejal de Urbanismo, que en su día firmó el proyecto como teniente de alcalde del área y no como concejal de Circulación.

Debate abierto
En su declaración de ayer, Bellver cuestionó, sin ser esto lo importante del caso, precisó, que hiciera falta un informe de Patrimonio. Según dijo, en los 1.400 folios del informe no se dice nada al respecto ni en los siete años que han pasado desde el inicio del proyecto hasta el final de la obra se han hecho alegaciones en este sentido.
El concejal recordó que el aparcamiento de la calle Hospital fue paralizado por la Dirección General de Patrimonio después de que salieran grietas en el cercano Colegio del Arte Mayor de la Seda, mientras que en este caso, que "ha tenido levantada la calle durante dos años" y que, por tanto, "no ha pasado desapercibido", "nadie ha dicho nada".
Bellver aseguró por último que en este momento el propio Colegio de Secretarios de la Provincia de Valencia y los técnicos municipales debaten si es necesario este tipo de informes cuando se construye un aparcamiento, algo en lo que él no entra, porque no es su competencia, y que no es lo más importante de esta causa, dice. Para él lo importante es que firmó un expediente que tenía todos los informes favorables.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook