29 de junio de 2010
29.06.2010
Propuesta

El CVC denuncia el tráfico de la Alameda y propone recuperar su actividad cultural

Sugiere la revitalización de los cuarteles, el convento de San Jaime y el Palacio de la Exposición

29.06.2010 | 03:21
Vista general del Paseo de la Alameda, convertido en aparcamiento y vía rápida de Valencia.

El Consell Valencià de Cultura (CVC) propuso ayer recuperar la Alameda para los peatones y devolverle la actividad social y cultural que inspiró este "jardín histórico". Sugiere, así mismo, la recuperación de su entorno, en concreto, las instalaciones militares, el Convento de San Jaime o el Palacio de la Exposición.
El informe visto y aprobado ayer en el pleno del CVC es, en cualquier caso, menos ambicioso que el aprobado en octubre de 2009, que proponía declarar a la Alameda como Bien de Interés Cultural (BIC), incorporarla al Inventario General del Patrimonio Cultural Valenciano y proteger los árboles más sobresalientes.
Después de consultar a los arquitectos David Estal, Alejandro Escribano y José María Tomás, el documento redactado por Vicente Álvarez, Muñoz Puelles y Carmen Morenilla, rebaja considerablemente aquellas pretensiones.
Como concepto general, se entiende que el espacio que va desde el Puente del Real hasta el de Aragón "sigue siendo un paseo con un bello conjunto arbolado. Sin embargo, ha perdido buena parte de la brillantez y coherencia de la tipología a la que perteneció y que conjuntaba paseo con una sucesión de jardines-salón a la francesa. Lamentablemente -continúa-la función urbana actual de La Alameda radica más en el uso de su calzada por los coches que en su conjunto ajardinado, en otro tiempo lugar favorito de ocio para la sociedad valenciana".
Gran parte de culpa de todo esto la tiene "la cadena de intervenciones a la que ha sido sometida en las últimas décadas para dar continuidad a la trama circulatoria". "Ha sido privada -concreta- del andén central, y el Llano del Real, pieza de remate esencial para la comprensión del paseo, se ha convertido en un archipiélago de isletas de difícil tránsito para los peatones".
Sobre este diagnóstico, el CVC, cuyo presidente, Santiago Grisolía, es vecino de la zona, propone en primer lugar solucionar el problema del tráfico, sin ir más allá. En el debate previo, eso sí, los arquitectos Escribano y Tomás propusieron cortar la circulación, el primero de forma paulatina y el segundo de forma radical. Los comparecientes también se mostraron partidarios de utilizar el subsuelo para aparcamiento.

Revitalización cultural
Por otro lado, el CVC sugiere recuperar la Alameda como centro de actividades, proponiendo la realización allí de la Feria del Libro, utilizar el templete del Real para conciertos de banda o de grupos emergentes, y organizar jornadas de evocación de otros tiempos. Finalmente, propone recuperar el entorno, citando como ejemplo el Palacio de la Exposición, que podría servir para actos municipales o exposiciones.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook