05 de octubre de 2010
05.10.2010

La huelga de la EMT provoca retrasos en las líneas y Novo culpa a los piquetes

05.10.2010 | 11:19
Usuarios esperando el bus en una parada de la EMT, ayer.

El seguimiento mayoritario del primer día de paros parciales convocados por los trabajadores de la EMT para protestar por los recortes del servicio provocó ayer largas esperas en las paradas. La jornada de huelga acabó sin más incidentes destacables que el lógico malestar de los usuarios que se vieron sorprendidos por los paros parciales en hora punta. La empresa denunció que la presencia de piquetes había retrasado casi media hora por la mañana la salida de los servicios mínimos, fijados en un 60%.
El portavoz del comité de empresa, Vicente Moreno, negó que se produjeran piquetes en las cocheras aunque sí apuntó que los trabajadores que hacían huelga "se concentraron allí de forma pacífica". Según Moreno, los servicios mínimos fijados por el ayuntamiento se cumplieron pese a ser "abusivos" y el doble de los que se establecieron el día de la huelga general. La huelga se dejó notar en especial en el paro de una hora de la tarde cuando los autobuses en ruta se pararon durante 60 minutos con los pasajeros a bordo, que tuvieron que esperar la llegada de los servicios mínimos.
El presidente del comité de empresa cifró en un 99% el seguimiento de la huelga por parte de los conductores y trabajadores de talleres. En cambio, en administración apenas se sumó a los paros el 20% de la plantilla.
Los paros de 7 a 8 de la mañana y de 19 a 20 horas de la tarde se prolongarán hasta el mes de junio si la empresa no aumenta la plantilla. Los trabajadores se oponen a los recortes aplicados en 14 líneas de autobús y al despido de 18 conductores.
La dirección de la EMT, que no facilitó cifras de seguimiento, informó ayer de que el primer paro había provocado "cierto retraso" en la salida de los autobuses designados como servicios mínimos "debidos a la ubicación de piquetes informativos a la salida de las cocheras". Como consecuencia de este retraso, añadieron, una vez restablecido el servicio normal el pasaje se ha concentrado entre las 8 y las 8.20 horas de la mañana, periodo en el que se ha registrado un incremento del 20% de los viajeros respecto al pasado lunes a la misma hora.
Los paros parciales se llevarán a cabo los lunes y jueves de cada semana desde ayer y hasta el mes de junio del año que viene, y que sólo se interrumpirán si la dirección de la empresa acceda a negociar con los sindicatos sus reivindicaciones.
Entre sus reivindicaciones, Moreno destacó la puesta en servicio de la línea 37, que dará servicio al nuevo hospital La Fe, y cuya creación se acordó en 2003.
El concejal de Circulación, Alfonso Novo, calificó hace unos días los paros de "chantaje intolerable por parte de unos trabajadores que, pese a ser casi funcionarios,no se les ha tocado el sueldo en un momento en el que todos debemos apretarnos el cinturón".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook