06 de octubre de 2010
06.10.2010

Igual defiende la ubicación del Museo de Historia y espera datos de su gestión

"Valencia no es la Plaza Redonda solamente", dice el concejal, que ayer se entrevistó con el director del centro para hablar de las deficiencias

06.10.2010 | 02:00

"Valencia no es la Plaza Redonda únicamente". Con estas palabras el concejal de Modernización y Actividades, Vicente Igual, defendió ayer la ubicación del Museo de Historia de la Ciudad, un recinto situado en la frontera con Mislata cuyo funcionamiento también ha sido puesto en entredicho por uno de los técnicos que lo cuidan. A este respecto, el concejal explicó que ha mantenido un encuentro con el director del museo, Javier Martí, y éste se ha ofrecido a elaborar un informe completo de la gestión del centro y de sus planes de futuro.
La polémica sobre el Museo de Historia de Valencia ha surgido después de que un técnico hiciera públicas a través de este periódico las deficiencias del centro en cuanto a equipos audiovisuales, las goteras y su ubicación fuera de los circuitos turísticos de la ciudad. En resumen, denunciaba la falta de previsión en el mantenimiento de un complejo que ha supuesto una fuerte inversión municipal y que tenía unas perspectivas muy distintas cuando fue inaugurado en el año 2003.
Al parecer, estas críticas han causado un profundo malestar entre los funcionarios del museo y especialmente en su director, Javier Martí, que ayer coincidió en una reunión con el concejal Vicente Igual y se ofreció a elaborar un dossier sobre la gestión y el estado del centro, así como de sus planes de futuro.
Para Vicente Igual, por tanto, no hay nada más que decir al respecto, puesto que los museos tienen un coordinador y entre técnicos deberán dirimirse estas circunstancias. "Tenemos que actuar con prudencia", dijo.

Un espacio abandonado
Sí se pronunció, sin embargo, acerca de la ubicación del museo y de la inversión realizada, que es una decisión del Ayuntamiento de Valencia. "Estamos contentos con el lugar como cualquier señor que pone una semilla en un terreno abandonado y crece un árbol", dijo Igual, quien recordó que "este local estaba perdido y abandonado" y que el simple hecho de recuperar el depósito ha valido la pena, pues "es un museo por sí solo".
Así pues, no se piensa ni por un momento en cambiar el centro de lugar o adoptar alguna medida en este sentido. Además, Igual asegura que tienen más visitas de las que nos creemos. "Van muchos extranjeros, te sorprenderías", afirma.

Un depósito del XIX en estado de abandono

El Museo de Historia de Valencia fue inaugurado en el año 2003 con la idea de trasladar al visitante a los lugares, episodios y vivencias que han marcado la vida de los valencianos. Con vocación didáctica, colecciones históricas y medios audiovisuales muestra, por ejemplo, documentales sobre el 23-F o sarcófagos romanos que hablan del origen de Valencia. El lugar donde se construyó es un viejo depósito del siglo XIX convertido después de siglo y medio de abandono en una sala hipóstila (de columnas) con 2.600 metros cuadrados de superficie en los que también se invita al visitante a aportar sus propias historias.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook