08 de octubre de 2010
08.10.2010

La Cueva de Kitum de Bioparc Valencia cumple un año

08.10.2010 | 02:50
La Cueva de Kitum de Bioparc Valencia cumple un año

Durante 12 meses miles de personas han podido contemplar la única visión subacuática que existe en España de estos impresionantes animales

El 4 de octubre de 2009 se abrió la Cueva de Kitum por primera vez al público, un complejo recinto que une las zonas dedicadas a la Sabana, el Bosque Ecuatorial y los Humedales africanos.

Esta semana se cumple un año de la inauguración de la Cueva de Kitum, un año en el que ha nacido la primera cría de hipopótamo de Bioparc Valencia y en el que miles de personas han podido contemplar la única visión subacuática que existe en España de estos impresionantes animales.

Bioparc Valencia ha realizado en Valencia la única recreación que existe de esta mítica Cueva ubicada en el gran Valle del Rift, en la frontera entre Uganda y Kenya. Es una cueva excavada a lo largo de los años por los elefantes en busca de la sal que impregna sus paredes y así, desde su interior, también podemos contemplar la manada de elefantes de Bioparc e incluso se puede disfrutar de vistas al BAI de África Ecuatorial desde donde podemos observar al grupo de gorilas.

Unos enormes acuarios reproducen la vida que se desarrolla en los grandes lagos Tanganica y Malawi, así podemos encontrar cuatro especies diferentes que habitan la Cueva de Kitum.

La primera de ellas es el Hipopótamo del Nilo, un gigante semi-acuático que pasa la mayor parte del tiempo sumergido, como hemos podido comprobar en Bioparc contemplando a la pequeña cría que incluso se amamanta bajo el agua. Está considerado como uno de los animales más peligrosos de África, es una especie muy amenazada por sus dientes de marfil y por la destrucción de su hábitat. Resulta muy interesante comprobar cómo un animal de varias toneladas de peso se mueve con increíble gracilidad bajo el agua y también contemplar su enorme boca y colmillos.

A continuación, se encuentra el cocodrilo del Nilo que puede alcanzar los 5.5m de longitud y que produce una gran impresión a los visitantes al poderlo contemplar tan de cerca.

La tortuga de concha blanda es otra especie africana que podemos observar en la Cueva de Kitum. Esta es una de las tortugas más grandes que existe, la cual ha sido exterminada en algunas regiones.

Por último, cabe mencionar a los cíclidos africanos que son especies de peces que se alimentan de los excrementos de los hipopótamos y, por tanto, contribuyen en cierta manera en la depuración del agua. Se pueden apreciar más de 20 especies de cíclidos y es un aspecto muy enriquecedor para el visitante poder observar la multitud de colores que poseen.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook