08 de octubre de 2010
08.10.2010

Emarsa ordena no pagar más facturas hasta averiguar si se hicieron los trabajos en Pinedo

La empresa rescinde un contrato blindado de retirada de lodos pese a exponerse a una indemnización de 38 millones de euros

08.10.2010 | 04:14

La Junta de Gobierno de Emarsa, presidida por el alcalde de Manises y presidente de la Entidad Metropolitana de Servicios Hidráulicos (Emshi) Enrique Crespo (PP), acordó ayer hacer suyos los informes de la Secretaría e Intervención de este organismo y rescindir de oficio los contratos suscritos con Noves Tecniques Ecológiques SL (Notec), a quien Emarsa adjudicó en exclusiva la retirada de los lodos de la depuradora de Pinedo durante 25 años a través de tres contratos firmados en los últimos años.
La Junta decidió suprimir la concesión a la citada empresa por "haber vulnerado las normas sobre selección y adjudicación de los contratos aplicables a las entidades del sector público".
Además, el Emshi acordó trasladar al Tribunal de Cuentas y la Fiscalía las "irregularidades detectadas" y solicitar la revocación de los poderes concedidos a Esteban Cuesta, gerente de Emarsa (entidad pública dedicada a gestionar la depuradora de Pinedo y filial de Emshi), .
La Junta de Gobierno aprobó también rechazar el pago de las facturas remitidas por cuatro mercantiles aparentemente vinculadas entre sí y que suman más de un millón de euros al no poder comprobar que se realizaron los trabajos facturados.
La decisiones adoptadas ayer por el Emshi contaron con el respaldo del PSPV, Esquerra Unida y Partido Popular.

Indemnizaciones millonarias
La secretaria provincial del PSPV en Valencia, Carmen Martínez, y el portavoz socialista en el Emshi, Ramón Marí, aseguraron ayer, antes de que se reuniera la Junta de Gobierno, que el contrato con Notec se hizo sin ningún tipo de publicidad y sin concurrencia empresarial, "en clara violación de la normativa española y europea sobre contratación pública y sin que el gerente de la empresa pública, Esteban Cuesta, estuviera facultado para firmar ese tipo de contratos".
Ramón Marí subrayo la "extraña" relación de Emarsa con esta empresa, fundada en 2007, y que en la actualidad mantiene tres contratos diferentes con Emarsa para la retirada de lodos.
Según explicó Marí, se trata de contratos en exclusividad y "blindados", de modo que su cancelación por causas no imputables a la firma responsable de gestionar los lodos de Emarsa puede generar el pago de indemnizaciones que los socialistas sitúan entre "los 38 y los 40 millones de euros", según Marí, y que tendrían que pagar "todos los ciudadanos de Valencia y su área metropolitana", añadió Carmen Martínez.
Marí apoyó la rescisión de los contratos , aunque recordó que la empresa "también puede reclamar el lucro cesante".

En liquidación
Emarsa se encuentra actualmente en fase de liquidación. El Emshi, organismo heredero del antiguo Consell Metropolitá de l' Horta, acordó disolver la empresa y encomendar la gestión de su principal activo: la depuradora de Pinedo, a la Entidad Publica de Saneamiento de Aguas Residuales de la Generalitat Valenciana.
El proceso de liquidación ha supuesto la entrada en la empresa de un secretario y de un interventor habilitados y la información "ha comenzado a fluir", según destacaba ayer Carmen Martínez, que no descarta la aparición de nuevas irregularidades. "De momento solo hemos podido analizar las facturas correspondientes a pagos pendientes, pero durante años se han estado pagando miles de euros no sabemos muy bien a cambio de qué", añadió.
Los socialistas recordaron sus denuncias ante la Fiscalía y el Tribunal de Cuentas y advirtieron de la existencia de más de veinte millones de euros en contratos "realizados al margen de la legalidad" entre 2003 y 2009, además de un déficit aproximado de 16 millones de euros que ha forzado la apertura del proceso de liquidación de la empresa.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook