17 de octubre de 2010
17.10.2010

La búsqueda de la "chispa" matemática

17.10.2010 | 02:00
La búsqueda de la "chispa" matemática

Jóvenes con talento. Ayer se presentó en el campus de Burjassot la cuarta edición en la Comunitat Valenciana de Estalmat, un proyecto que reúne a 49 chicos de entre 11 y 14 años con una capacidad especial para resolver problemas matemáticos. Durante todo el año, recibirán de los mejores profesores universitarios una educación acorde a su talento.

?
A ver si ustedes saben resolver este problema. Tómense el tiempo que quieran, que estamos en domingo. En un torneo de tenis se presentan 116 jugadores y se necesita para cada partido un bote de pelotas ¿Cuántos botes de pelotas de tenis se utilizarán a lo largo de todo el torneo? Según el decano de la Facultad de Matemáticas de Valencia, Rafael Crespo, esto se puede resolver de dos maneras. Una, utilizando un montón de ecuaciones para calcular los distintos partidos que se van a disputar teniendo en cuenta las diferentes rondas hasta llegar a la final. Y otra, empleando la lógica, que nos dice que todos los jugadores menos el ganador perderán un partido, por lo que se disputarán 115 partidos y se utilizarán otros tantos botes.
Si han podido resolver el problema de la segunda forma, ustedes tienen la "chispa matemática". "La chispa matemática no la tienen quienes saben un montón de fórmulas sino quienes saben utilizar las matemáticas para hacer cosas", explica Crespo.
La respuesta lógica al problema del torneo de tenis la dio uno de las 49 chavales valencianos que participan en Estalmat, un proyecto de la Real Academia de Ciencias Exactas de detección y estímulo del talento precoz en las matemáticas, cuya cuarta edición se presentó ayer en el campus de Burjassot. Aunque uno de los objetivos del proyecto es que sus alumnos no se crean que son una elite, se podría decir que sí son de los que más talento matemático tienen en la Comunitat Valenciana. Cada año se presentan unos 400 niños, de entre los más talentosos de cada centro escolar. Se les plantean 6 problemas, como el del torneo de tenis, en los que es más importante la imaginación que las herramientas matemáticas para obtener un resultado. Se elige a los 50 que mejores respuestas han dado -los que tienen la "chispa matemática"-, se les entrevista junto a sus padres a fin de saber su disponibilidad a pasar 22 sábados al año practicando matemáticas a un nivel mucho mayor que el del resto de sus compañeros de colegio, y si están de acuerdo, ya forman parte de Estalmat.
Belén, de Requena, y Héctor, de Burjassot, empiezan esta semana el segundo de los dos cursos del proyecto. Tienen 14 años y ya se toman las matemáticas como un algo personal, algo aparte de su vida como adolescentes e incluso como estudiantes de secundaria. "A veces te plantean cosas y te sientes perdido, pero superarlas es un reto", explica Héctor. "Cuando resuelves un problema la satisfacción es mucha. Me gustaría continuar con esto", añade Belén.
Se entrevista también a los padres porque para ellos Estalmat puede suponer un esfuerzo. Las jornadas se imparten en Valencia, Castelló y Alicante, y algunas familias tienen que recorrer cada fin de semana cientos de kilómetros. Como la de Marc, que acaba de entrar en el proyecto, tienen que trasladarse desde Cervera del Maestre, junto a Tarragona. "Si la jornada es en Castelló estamos ahí en una hora, pero si la hacen en Alicante incluso nos tenemos que quedar a dormir allí", explica el chico.
Pero todos confían en que estos dos años de esfuerzo valgan la pena. Como señala Rafael Crespo, "no les enseñamos matemáticas sino a saber que con su esfuerzo y con la "chispa" que tienen son candidatos a lograr muchas cosas".

"Su talento les valdrá para muchas facetas, no sólo la profesional"
"No son superdotados, porque un superdotado es el que sabe de todo. Estos tienen chispa para las matemáticas, pero no tienen porque ser mejores en otras cosas". Según Rafa Crespo, coordinador en Valencia de Estalmat, los alumnos tienen que tomarse estas jornadas como un compañero suyo va a entrenar a baloncesto y otro a aprender música. "No vamos a desarraigarlos de su entorno, sólo a ayudarles a hacer cosas gracias a su talento matemático, que les vendrá muy bien para muchas facetas de la vida". También la profesional, por supuesto. Según explica Crespo, en España hay actualmente 5 científicos por cada 1.000 habitantes, y en 2015 harán falta 8 por cada mil. "Por ahora, vamos a tener que importarlo".

José María Aznar,
el "hombre guepardo"
El matemático de la Universidad del País Vasco, Raúl Ibañez, amenizó la jornada inaugural de Estalmat con una conferencia sobre las matemáticas en los medios de comunicación. Ibáñez analizó la información que ofrecen los medios desde el punto de vista matemático y las barbaridades en las que a veces caemos los periodistas al ofrecer cifras o estadísticas. Pero no sólo los periodistas. Contó Ibáñez el caso de la famosa foto de Bush y Aznar con los pies encima de la mesa y de cómo el presidente español presumió ante el norteamericano de sus dotes como atleta. "Dijo que corría 10 km en 5 minutos y 20 segundos. Cuando calculamos la carrera de Aznar obtenemos 112,5 km/h, la velocidad límite de un guepardo, el animal terrestre más veloz del mundo".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook