10 de noviembre de 2010
10.11.2010
Medida

La policía empezará en 20 días a requisar bicicletas candadas a farolas y árboles

El consistorio asegura que existen más de 4.000 aparcamientos para bicis y da un plazo para unificar criterios y que los usuarios conozcan la ordenanza

10.11.2010 | 11:40
Aparcabicis lleno, y bicicletas candadas a farolas y árboles frente a la Escuela Oficial de Idiomas.

Veinte días. Este es el plazo del que disponen los usuarios de bicicletas de Valencia para conocer la nueva ordenanza de Circulación y estudiar las modificaciones de la misma, entre las que se encuentra la prohibición de candar los vehículos a elementos del mobiliario urbano como las farolas o los árboles. Y es que, a principios de diciembre, la policía local comenzará a aplicar la nueva ordenanza con mano dura, imponiendo sanciones de 50 euros a quien estacione su bicicleta o moto donde no debe hacerlo, y requisando el vehículo en cuestión, que será trasladado o a los depósitos de la grúa o a las siete unidades de distrito distribuidas por la ciudad.
Fuentes del gobierno negaron ayer que los agentes estén aplicando ya la ordenanza, a pesar de la denuncia de varios usuarios que han afirmado que la policía les había requisado su bicicleta por tenerla candada a una farola, en un caso, y a la verja de una ventana, en otro. "Los agentes solo están actuando en casos muy escandalosos, donde el vehículo impide el paso, o si algún vecino se queja. De momento, el ayuntamiento va a conceder un pazo de entre 15 y 20 días para que los usuarios conozcan bien la ordenanza, y la cumplan. Por eso hemos distribuido más de 70.000 dípticos por la ciudad", afirmaron las mismas fuentes. Sin embargo, desde el gobierno que preside Rita Barberá no concretaron el número de vehículos requisados por los agentes desde la puesta en marcha de la nueva ordenanza municipal. Por otra parte, desde la concejalía de Circulación y Transportes afirmaron que hay más de 4.000 puestos de aparcamiento para bicicletas distribuidos por la ciudad, aunque no descartaron ampliar el número de horquillas "en función de la demanda".
El plazo anunciado por el ayuntamiento también servirá para que el gobierno unifique criterios a la hora de aplicar la normativa, como las pegatinas que indicarán que el vehículo ha sido requisado por la policía -y el lugar donde habrá que ir a retirarlo-, cómo funcionará el registro de bicicletas -que incluirá una matrícula para las mismas- o si se pagará una tasa por sacar el vehículo en cuestión del depósito municipal.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook