15 de noviembre de 2010
15.11.2010
Levante-emv

Veintitrés de las calles y avenidas con más tráfico carecen de carril bici

El centro de la ciudad y las rondas exteriores no cuentan con un espacio habilitado para ciclistas, obligados a circular por las calzadas entre miles de vehículos a motor

15.11.2010 | 01:30
Veintitrés de las calles y avenidas con más tráfico carecen de carril bici

Son las principales arterias de la ciudad. Vías vertebradoras de comunicación que son atravesadas, a diario, por miles de vehículos cada hora. Coches, motos, furgonetas, taxis, autobuses... Y bicicletas. Sin embargo, la ausencia de un carril bici obliga a los ciclistas a circular por la calzada en grandes vías que registran, a diario, el paso de más de 3.000 vehículos la hora, unos 70.000 cada día. En Valencia, 23 de las calles y avenidas con mayor intensidad de tráfico carecen de carril bici, y siguen sin previsión de tenerlo.
El centro de la ciudad, las grandes vías, rondas exteriores como la Norte y pasos elevados como el de Giorgeta no cuentan con infraestructura alguna para ciclistas. Y eso que en la ciudad existen más de 130 kilómetros de carril bici que incluyen, eso sí, el cauce del Jardín del Túria y los 34 kilómetros de ciclocalles que están comprendidos en la red.
Hasta la modificación de la ordenanza de Circulación, algunos ciclistas compartían las aceras con los peatones, lo que llevaba años suscitando la queja de los mismos al sentirse «atacados» por algunos ciclistas con los que compartían un mismo espacio. Es más, las organizaciones ciclistas llevan años reclamando «un carril bici en condiciones» donde los usuarios «circulen por la calzada, pero separados de los turismos y de los autobuses» ya que también es frecuente que los peatones invadan los propios carriles bici, en cualquier descuido.
El ayuntamiento decidió hace unos meses reglar de forma específica el uso de las bicicletas por la ciudad, y modificó la ordenanza de Circulación obligando a los ciclistas a desplazarse por la calzada, si la vía por la que transitan carece de carril bici. «Durante el recorrido, en ausencia total o parcial de carriles o vías señalizadas, las bicicletas lo harán por la calzada», afirma la nueva normativa, que implica una sanción de un mínimo de 200 euros para quien la incumpla.
En Valencia, con una población de 807.396 habitantes circulan, en números globales, unos 900.000 vehículos, según fuentes del ayuntamiento. Hace diez años, sin embargo, el parque móvil de la ciudad era de menos de 400.000. Los accidentes en el casco urbano y las congestiones de las grandes vías han hecho de la bicicleta un medio de transporte que está en auge.
Además, el ayuntamiento puso en marcha hace cinco meses un sistema de alquiler de bicicletas para fomentar el uso de este tipo de transporte para moverse por la ciudad. Ello supone la incorporación de unas 2.500 bicicletas más circulando por la ciudad.
Diversos colectivos ciclistas llevan años reivindicando una ampliación de la red de carril bici, la unificación de los tramos y la mejora de los desperfectos. Es más, el pasado domingo, centenares de ciclistas se manifestaron por las calles de la ciudad en una «bicifestación» que tenía como objeto reclamar una ciudad de tráfico seguro y un carril bici en toda la ronda interior y calles radiales del centro de la capital valenciana.
Desde Valencia en Bici, además, puntualizaron que hace dieciséis años (en 1994) ya pidieron un carril bici en la primera ronda de circunvalación con motivo de las obras de la línea 3 del metro que quedó «fuera de toda planificación».

Valenbisi ya funciona tras el fallo del sábado
El servicio de alquiler de bicicletas Valenbisi, que el pasado sábado se colapsó por un fallo informático, volvió ayer a la normalidad, según señalaron en el propio puesto de atención al cliente. Sin embargo, la oposición no ha pasado por alto el incidente de este fin de semana, cuando cientos de usuarios vieron cómo se le cargaban 9.006 euros a sus cuentas por horas no utilizadas. Así las cosas, desde Els Verds-Esquerra Ecologista, su portavoz y candidato al ayuntamiento Giuseppe Grezzi, instó al gobierno local a abrir expediente a JCDecaux, la empresa que gestiona el servicio de alquiler de bicicletas, «por la interrupción, las molestias causadas a los usuarios y las múltiples y reiteradas deficiencias de Valenbisi». «El ayuntamiento tiene que tomar cartas en el asunto, investigando los graves hechos ocurridos que han determinado la interrupción del servicios de Valenbisi durante todo un día, así como la zozobra provocada a centenares de usuarios por el cobro erróneo de importes desorbitados», apuntó Grezzi.
El gobierno de Rita Barberá «no puede lavarse las manos y mirar hacia otro lado: la alcaldesa Barberá y el concejal Novo confeccionaron un traje a medida para la empresa JCDecaux, para que fuera la adjudicataria del servicio Valenbisi. Un hecho que en su momento denunciamos», añadió el portavoz ecologista. levante-emv valencia

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook