05 de abril de 2011
05.04.2011

El segundo traslado de su oficina de atención en cuatro meses indigna a los dependientes

Los usuarios se quejan de este nuevo cambio en el servicio que se ocupa de ellos y subrayan sus problemas de movilidad

05.04.2011 | 03:19

La oficina de la Conselleria de Bienestar Social para la Ley de Dependencia ha vuelto a cambiar su ubicación por segunda vez en cuatro meses. Ahora los dependientes de toda la Comunitat Valenciana que deseen información y asesoramiento deberán acudir al número 36 de la calle Barón de Cárcer, en la Dirección Territorial de la cartera que dirige Angélica Such. El motivo del cambio esta vez, según fuentes oficiales, es el cierre de las oficinas del Institut Valencià de la Joventut (Ivaj), dependiente de la misma conselleria, donde se encontraba la sede de información desde el mes de diciembre.
Y es que desde 2007 que se aprobó la Ley de Dependencia, Bienestar Social había abierto una oficina de información en un edificio del Prop en la calle Colón de Valencia. En diciembre, "para optimizar recursos", explicaron fuentes oficiales, la oficina de atención a los dependientes, la única en toda la Comunitat Valenciana, se trasladó a la sede del Ivaj, en la calle Hospital 2. Cuatro meses han permanecido allí los despachos de información "de manera provisional", ya que su actual ubicación se encontraba en obras. Definitivamente y según explicaron desde la Conselleria, la sede de las oficinas será en la Dirección Territorial de Bienestar Social, en Barón de Cárcer 36.
Desde la Plataforma en Defensa de la Llei de Dependència criticaron este nuevo cambio de ubicación de las oficinas de información "porque ocasiona muchas molestias a las personas que vienen de fuera de Valencia", explicó una portavoz del colectivo. Cabe recordar que este centro de asesoramiento a dependientes es el único en toda la Comunitat Valenciana, por lo que recibe peticiones de información de personas de Castelló y Alicante. "La mayoría de ciudadanos vienen de lejos con sus familiares y estos cambios de sede son un trastorno, ya que muchas veces van en silla de ruedas o tienen dificultades de movilidad. Además, como ya denunciamos en diciembre pasado, la calle donde se encuentra la oficina es de muy difícil acceso por las obras que hay en marcha", aseguró la portavoz.

Retrasos en la valoración
Desde la plataforma volvieron a denunciar los "retrasos" en la valoración de los dependientes que en muchas ocasiones llegan a los dos años. "Estos retrasos provocan que se deban hasta 8.000 euros de ayudas a muchas personas al aplicar la retroactividad. los atrasos no se abonan si no se plantea un contencioso-administrativo, algo a lo que muchas personas no están dispuestas a enfrentarse", argumentó la portavoz del colectivo. "Hemos ganado cuatro sentencias a la Conselleria de Bienestar Social pero para reclamar la retroactividad hace falta iniciar un proceso en el que hay que gastar dinero", apuntó. "Por ello, muchos familiares de dependientes renuncian a este derecho", aseveró.
La oficina de información sobre la Dependencia es la única de este estilo que asesora a los dependientes y sus familiares sobre cómo tramitar las ayudas y cuáles son los documentos necesarios. Aunque las prestaciones se pueden solicitar desde cualquier oficina del Prop, éstas sólo son meras depositarias de documentos, por lo que en caso de faltar algún papel el proceso se ralentiza. "Es mejor acudir a esta oficina donde te asesoran de manera completa y te ayudan a que todo se realice de manera correcta", explicaron desde la Plataforma en en Defensa de la Llei de Dependència. Además, apuntaron, "en los últimos meses la atención ha mejorado bastante, seguramente porque ha disminuido la avalancha de peticiones de hace varios años".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook