01 de junio de 2011
01.06.2011

Coches eléctricos de alquiler para después del verano

01.06.2011 | 14:35
Estación de coches eléctricos de alquiler en Sagunto.

Vehículos ecológicos. La empresa valenciana Movus instalará en septiembre cuatro bases de coches eléctricos de alquiler en Valencia. El servicio será similar al de Valenbisi: funcionará con la tarjeta "móbilis" y deberá reservarse con antelación. La intención es reducir el número de coches estacionados en las ciudades.

?
Rita Barberá anunció el pasado mes de noviembre la posibilidad de implantar un servicio público de alquiler de coches, al estilo Valenbisi, que operara en el centro de Valencia. En principio, 200 "smarts" conformarían la flota de vehículos, que se aparcarían en zona azul. Esto desató las protestas por parte de los taxistas de la ciudad, que verían mermar su negocio con esta forma alternativa de movilidad. Ahora, la empresa valenciana Movilidad Urbana Sostenible (Movus) se ha puesto manos a la obra y prepara para los próximos meses, después del verano, la implantación de un servicio de alquiler de coches, sólo que con una diferencia respecto a los que estudiaba implantar Barberá: estos coches serán eléctricos. Se prevé que haya un servicio inicial de 250 usuarios mínimo los primeros meses.
El sistema de alquiler, denominado 'car-sharing', funcionará mediante un carnet o con la tarjeta "móbilis" de transporte urbano. Mauro Fiore, gerente y fundador de Movus, asegura que con este servicio se descongestionará la ciudad, ya que un solo auto eléctrico en alquiler equivale a 15 utilitarios en circulación, ya que son más las personas que pueden utilizarlo. El servicio contempla el uso del coche desde cortos periodos de tiempo, 15 minutos, a varios días.
El mecanismo para usar uno de estos ecológicos vehículos es sencillo. A diferencia de Valenbisi, para disponer de uno de estos coches es necesario realizar una reserva previa, que se puede hacer por teléfono o por internet. Una vez en la base de 'car-sharing', se pasa la targeta por el lector y por el parabrisas; el coche se abrirá y estará listo para ser usado. Para finalizar el alquiler, hará falta volver a dejar el coche en el mismo punto donde se recogió y enchufarlo a la estación de recarga.

Un euro por un cuarto de hora
El coste de este servicio es de un euro por cada cuarto de hora, durante la primera hora. A partir de los 20 kilómetros recorridos se añadirá a la facturación 0,40 euros. A final de mes el usuario recibe por vía postal o electrónica una factura detallada. El servicio ya opera en Sagunt, donde cuenta con 4 vehículos. El propósito de esta empresa, avalada por la Agencia Valenciana de Energía (Aven), es construir una red de estos coches eléctricos de alquiler en toda la Comunitat Valenciana. Se encuentran a la espera de recibir lo nuevos Citroën C-O para el servicio en Valencia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook