02 de octubre de 2011
02.10.2011

El puente más caro del mundo

El concejal de Medio Ambiente "todavía" no se ha planteado suprimir los tres cambios anuales de plantas en el puente de las Flores a pesar de los recortes en gasto superfluo - En diez años la decoración ha costado unos cuatro millones de euros

02.10.2011 | 21:28
Dos operarios cambian las murcianas por Flor de Pascua.

Los recortes que está acometiendo el Ayuntamiento de Valencia no afectarán, de momento, al costoso mantenimiento del puente de las Flores. O al menos eso se desprende de las palabras del concejal de Medio Ambiente, Ramón Isidro, quien aseguró a Levante-EMV que "todavía" no se había planteado reducir el gasto de mantenimiento de la pasarela, cifrado en casi 500.000 euros al año según ha denunciado la oposición en numerosas ocasiones.

El puente de las Flores es una iniciativa personal de la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, que se inauguró en diciembre de 2002. El consistorio, a través de la Fundación Municipal de Parques y Jardines, habrá gastado en su mantenimiento unos 4,5 millones de euros desde que se abrió al tráfico, según las cifras que se derivan de los gastos anuales que suma la oposición. Y es que a los tres cambios de variedad de planta anuales hay que sumar las reposiciones por hurtos y roturas y también las horas de jardinería que necesita. Cabe recordar, por ejemplo, que tras la final de la Copa del Rey de fútbol celebrada en Mestalla el pasado abril los maceteros quedaron arrasados por los aficionados del Athletic de Bilbao, que celebraron su fiesta a escasos metros.

El principal gasto del puente de las Flores son los tres recambios anuales de tipos de plantas. En cada uno se invierten unos 90.000 euros ya que se renuevan 10.500 plantas con sus respectivas jardineras. La que predomina durante la mayor parte del año es la murciana, muy resistente a los cambios de temperatura y que luce desde marzo hasta mitad de diciembre.

Para recibir a la Navidad, el Ayuntamiento de Valencia cambia todas las murcianas existentes por la Flor de Pascua. Esta variedad es poco resistente por lo que tan sólo aguanta durante las fiestas. A mitad de enero es sustituida por el ciclamen, un tipo de flor que aguanta las bajas temperaturas y que se mantiene hasta más o menos hasta el mes de marzo. Con la llegada de la primavera es sustituida por la murciana.
A estos cambios, valorados en unos 90.000 euros cada uno, hay que sumarles los recambios por hurtos y roturas. También el cuidado que va a cargo de personal del ayuntamiento. Desde el consistorio nunca se ha dado una cifra oficial del coste. Es la Fundación Municipal de Parques y Jardines la que contempla esta partida, que separa entre el mantenimiento y el coste de las plantas nuevas.

Coste similar a Monforte
Según reveló este periódico, el cuidado del puente de las Flores es similar al del Jardín de Monforte, el más costoso de Valencia. Cambiar tres veces al año las 10.500 jardineras del viaducto tiene un coste de 26,7 euros por metro cuadrado, prácticamente lo mismo que cuesta mantener todo el jardín histórico de Monforte (27,2 ?/m2) con una superficie de 12.000 metros cuadrados.

La diferencia de coste se agranda si se compara con otros parques de la ciudad como el de Polifilo, que cuesta 8 euros el metro cuadrado. El gasto en el puente de las Flores es tres veces mayor que el del Parque del Oeste y cuatro veces el de Benicalap teniendo el metro cuadrado como unidad de medida.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído