09 de noviembre de 2011
09.11.2011

El juez del caso Emarsa imputa por estafa al exedil de Valencia Juan Carlos Gimeno

El magistrado aprecia indicios de irregularidades en la facturación de dos empresas del exconcejal a la depuradora de Pinedo

09.11.2011 | 06:30

El magistrado que instruye la causa sobre el saqueo en la depuradora de Pinedo ha abierto una nueva línea de investigación, esta vez con dos empresas de ingeniería que asesoraban a la extinta Emarsa. Para aclarar estas posibles irregularidades, el juez ha imputado al administrador único de estas firmas, el exconcejal del Ayuntamiento de Valencia, Juan Carlos Gimeno, por presuntos delitos de estafa y falsificación documental. Además, en esta parte de la investigación también citará a declarar al exgerente de la depuradora de Pinedo Esteban Cuesta, al director financiero de la sociedad Enrique Arnal y al expresidente de Emarsa y alcalde de Manises, Enrique Crespo. Los tres ya imputados por diversos delitos en esta causa.
El juez, motivado por una ampliación de querella presentada por la Entidad Metropolitana de Servicios Hidráulicos (Emshi), ve en los negocios de Gimeno presuntas irregularidades. Entre ellas duda de la autenticidad del contratos firmado entre su empresa, Instituto Empresa del Mediterráneo, y la depuradora. Considera que la facturación realizada podría ser ilegal, con el agravante que estos documentos falsos se habrían hecho en las propias dependencias de Emarsa con la consecuente connivencia de los directivos de Emarsa.
El magistrado recuerda en el auto que Gimeno fue encargado de gestión ambiental de Emarsa entre 1997 y 2004, «fecha en que percibió como finiquito la suma de 71.129 euros». «Apenas ocho días antes constituyó junto a su esposa, Instituto de Empresa, y fue nombrado administrador único de la sociedad», añade.
El instructor aprecia que antes de la inscripción de la empresa en el registro mercantil, Gimeno ya suscribió un contrato de arrendamientos con Emarsa por el que percibía 3.500 euros mensuales. Es decir, en días pasó de cobrar como asalariado a percibir una remuneración mensual como asesor externo, algo que hace dudar al magistrado sobre la autenticidad del contrato.

Demanda de Gimeno
Este compromiso fue rescindido unilateralmente por la Emshi cuando liquidó Emarsa. Por este motivo, Gimeno denuncio a la Emshi y le exige 360.000 euros. El juez cree, tras aportar datos y documentos, que con esta demanda el propio Gimeno podría estar cometiendo un hecho «constitutivo de un delito intentado de estafa agravada por la cuantía de la defraudación pretendida».
Por otra parte, en varias facturas del Instituto Empresa del Mediterráneo cobradas a Emarsa aparecen balances de tesorería de la depuradora de Pinedo en el reverso. Es decir, papel oficial de Emarsa en facturas de una empresa privada. Este hecho ha motivado al juez instructor a pensar que existe «un claro indicio de la falsificación de tales facturas, cuya mera apariencia, sin ser perito, induce ya a pensar que son inauténticas». «Es más, a la vista de los documentos aportados existen motivos bastantes para pensar que tal falsificación se hizo en las dependencias de la propia Emarsa», asegura el juez. El magistrado remitirá los documentos a la Brigada Provincial de la Policía Científica.
Así, concluye el juez instructor, «existen pues, motivos bastantes para creer que el señor Gimeno, por medio del Instituto de Empresa del Mediterráneo se concertó con otras personas ya imputadas en la presente causa –Crespo, Arnal y Cuesta– para obtener un beneficio ilícito a costa de la sociedad Emarsa».

Gimeno explicó ayer a Levante-EMV que tiene la conciencia «muy tranquila» y que todos los trabajos que sus empresas han facturado a la depuradora de Pinedo «están hechos». Además se mostró seguro de ganar la demanda interpuesta a la Emshi.

Concejal, diputado y trabajador de Emarsa
Juan Carlos Gimeno es un viejo conocido de la política valenciana. Empezó su carrera como concejal de Alianza Popular en el Ayuntamiento de Valencia en el año 1983, donde hizo trabajos de oposición al PSPV hasta el año 1991. Justamente ese año su partido, ya transformado en Partido Popular, gana las Elecciones Municipales en la capital del Turia y corona a Rita Barberá como alcaldesa.
Gimeno es nombrado tras esos comicios concejal en el Ayuntamiento de Paterna por el PP. Su experiencia la abre las puertas de la Diputación de Valencia donde es diputado provincial durante esa legislatura. Su trayectoria política se va diluyendo y en la legislatura 1995-1999 sólo es edil de la oposición en Paterna.
Durante esos años y con el PP controlando la entidad metropolitana entra a formar parte de la plantilla de la depuradora de Pinedo como encargado de gestión medioambiental, concretamente el 23 de septiembre de 1997.
Trabaja en Emarsa hasta el 21 de octubre de 2004, al poco tiempo de que el exalcalde pedáneo de Benimàmet, Esteban Cuesta, asumiera la gerencia. Al tiempo constituye varias empresas y fundaciones relacionadas con la consultoría medioambiental y se convierte en proveedor de la depuradora. Entre 2004 y 2010 factura a la planta de Pinedo 304.872 euros a través del Instituto de Empresa del Mediterráneo y 119.608 euros con su firma Adecua. Dos fundaciones que dirige reciben unos 11.000 euros por varios trabajos. s. pitarch valencia

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook