13 de enero de 2012
13.01.2012

Subasta artesana por la caridad

La Cámara de Comercio logra 8.000 euros con la venta benéfica de 41 artículos de artesanía valenciana

13.01.2012 | 02:51

Los artículos más caros. Un violín del taller Lutheria vendido por 1.000 euros y un collar de plata, titanio y cuarzo por 480 euros fueron las estrellas del acto.

?
La Cámara de Valencia recaudó ayer más de 8.000 euros que destinará a la Casa de la Caridad con una substa de artículos que tuvo lugar ayer en el Centro de Artesanía de la Comunitat Valenciana.
Los objetos subastados formaban parte de la XXVII Exposición de Artesanía de la Cámara de Valencia que se realiza anualmente desde el año 1984.
Según organización, es la primera vez que se decide poner en subasta los objetos que forman parte de la exposición. La iniciativa, que surgió en diciembre, contó con el apoyo de los artesanos que donaron sus piezas para este fin caritativo. Jose Vicente Morata, presidente de la Cámara, se mostró orgulloso y destacó que "el mérito es de los artesanos", además de asegurar que esperan repetirlo en los próximos años.
Entre los objetos vendidos destacaron especialmente dos piezas: Un collar de plata, titanio y cuarzo, que se subastó por un valor de 480 euros; y un violín del taller Lutheria que costó 1.000 euros.
Estos fueron los objetos más caros, aunque también había otros más económicos de naturaleza gastronómica, como un lote de embutidos de Ontinyent por 40 euros, cuyo precio de salida era de 20 euros.
Entre otros objetos codiciados también se encontraba un abanico de ébano pintado por un artesano de Godella que uno de los asistentes se llevó a casa por la suma de 300 euros.
Aunque en principio los asistentes no parecían muy animados, no quedó ningún objeto por subastar, de los 41 que formaban la muestra. Muchos de los objetos se otorgaron a gente que había hecho sus ofertas por internet. Además, la subastadora tuvo que recordar varias veces que se trataba de una subasta benéfica para que aumentaran las ofertas.
Por su parte, el presidente de la Casa de la Caridad de Valencia, la beneficiaria de los fondos recaudados, Antonio Casanova, se mostró muy agradecido con la Cámara, los artesanos y los asistentes, y declaró: "Me parece una iniciativa fantástica. Cualquier aportación es importante pero si viene de una institución de peso como la Cámara de Valencia significa mucho más".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook