18 de enero de 2012
18.01.2012

La tormenta provoca retrasos en la Línea 1 y goteras en estaciones

El sistema de pago con tarjeta permanece inactivo varias horas en Metrovalencia por los rayos caídos el lunes

18.01.2012 | 02:25

La tormenta caída durante la noche del lunes en la ciudad de Valencia provocó retrasos en la Línea 1 (que comunica las comarcas del Camp del Turia, l'Horta y la Ribera) y varios problemas que se prolongaron durante las primeras horas de prestación del servicio del martes, según confirmaron fuentes de Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana (FGV).
Las abundantes lluvias, una precipitación media acumulada de 49,2 litros por metro cuadrado (l/m2) en veinticuatro horas, provocaron problemas en los enclavamientos (los dispositivos que controlan los aparatos de vía, las barreras y señales) además de "problemas de tensión en la Línea 1" que provocaron retrasos en la Línea 1 desde el principio del servicio (alrededor de las 5.30 o 6 de la mañana) hasta bien entrada la mañana del martes.
Además, los rayos caídos durante la tormenta del lunes también volvieron a afectar al sistema de pago con tarjeta de las máquinas automáticas de venta de billetes de la red, como sucedió el pasado 20 de noviembre. Según fuentes oficiales de FGV, los fallos en las máquinas de autoventa se prolongaron hasta las 10 de la mañana, pero en Torrent aún persistían los problemas pasadas las 11 de la mañana.
Respecto a los problemas en las estaciones, muchas de ellas estaban "adornadas" con cubos para recoger el agua de las goteras. Además, en la estación de Ángel Guimerá también se había encharcado la zona del andén, justo donde los viajeros suelen correr para realizar el transbordo entre las línea 1 , 3 y 5 con "un peligro evidente" de caer a la zona de las vías porque la gente "llegaba a patinar", según testigos presenciales. Además, fuentes sindicales criticaron ayer a Levante-EMV que "los agentes de estación se han convertido con el Plan Egeo en "chicos o chicas para todo"". Este plan obliga a los agentes de estación a salir de las taquillas para atender a los viajeros en las máquinas de autoventa, además de control de andenes o intervención en los trenes. "En algunas estaciones la falta de coordinación y de personal de limpieza ha provocado no pocos tumultos entre los que querían coger el tren y los que querían salir y coger el ascensor que no funcionaba porque también había quedado inutilizado por la lluvia".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook