25 de enero de 2012
25.01.2012

El arquitecto José M. Tomás diseña un barrio para una ciudad olímpica rusa

Propone cinco grandes torres para Sochi, que albergará los Juegos de Invierno de 2014

25.01.2012 | 02:26
El arquitecto José M. Tomás diseña un barrio para una ciudad olímpica rusa

El arquitecto valenciano José María Tomás se ha presentado al concurso de ideas para rehabilitar un barrio en la ciudad rusa de Sochi, que albergará los Juegos Olímpicos de Invierno de 2014, con un proyecto que busca no solo revitalizar el centro de la ciudad, sino también intervenir en su historia. La zona sobre la que Tomás ha proyectado un amplio barrio comercial, residencial y hotelero está ahora "semiabandonada", como explica él mismo, y los pocos edificios que se alzan allí son vestigios del pasado estalinista de la ciudad: "Poco más que algunos comercios pequeños".
Donde ahora se ven las cicatrices de la Unión Soviética, José María Tomás propone alzar entre cuatro y cinco grandes edificios "que se utilizarán con fines residenciales, para congresos, hoteleros y para el sector servicios". Todos ellos contarán con zona comercial en la parte inferior para revitalizar la zona. La intención de Tomás es dotar a Sochi de cierto "aire mediterráneo, con palmeras y grandes paseos", pues la localidad se encuentra a orillas del Mar Negro y goza de temperaturas suaves casi todo el año. "Es una ciudad moderna, de ambiente muy agradable", explica.
Los edificios, de unas treinta alturas, intentarán "hacer de esa zona de Sochi un espacio de integración, de usos y de paisaje urbano que transmita mezcla y vida", añade.
Lo cierto es que si el proyecto resulta elegido, el horizonte de Sochi habrá cambiado considerablemente, con grandes edificios que destacarán por encima del resto. "Con los Juegos Olímpicos, Sochi está aprovechando y quiere evolucionar y modernizarse", indica Tomás.
Las figuraciones del proyecto, a las que ha tenido acceso este diario, muestran una zona amplia, próxima al puerto de la localidad, con grandes espacios abiertos, vegetación de claro aspecto mediterráneo y grandes edificios acristalados, que dotarán al barrio de un aspecto abierto que es precisamente lo que busca Tomás. La intención de modernizar la ciudad no implica que Sochi sea una gran urbe de reminiscencias comunistas. Es más, es uno de los destinos turísticos preferidos de Europa.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook