01 de junio de 2012
01.06.2012

El frustrado museo Padilla será un edificio de viviendas

02.06.2012 | 03:16

Los propietarios del solar contiguo han llegado a un acuerdo con los actuales dueños de la vivienda para vender ambos inmuebles juntos

La casa en la que los herederos del maestro Padilla querían instalar un museo dedicado al autor del pasodoble «Valencia» podría convertirse en un edificio de cinco alturas. Los actuales propietarios y el dueño del solar contiguo se han puesto de acuerdo para poner en venta ambos inmuebles y, salvo que el comprador tome otra decisión, ejecutar el plan que el consistorio le aprobó a estos últimos, que consiste en hacer un edificio de cinco plantas, con ático, bajo comercial y dos sótanos de aparcamiento.

Según fuentes conocedoras del proyecto, la vivienda de la calle Reina, número 2, en la que se iba a poner el museo, es ahora propiedad de una entidad financiera después de que la familia del maestro Padilla viera embargados sus bienes, incluido el museo de Madrid, por impago de unos créditos millonarios.

Se trata, además, de un inmueble que está casi al completo fuera del Plan General de Ordenación Urbana, que califica este espacio como zona verde. De ahí que sus actuales propietarios hayan aceptado una oferta del dueño del solar contiguo (Reina, 4) para venderlos conjuntamente y facilitar su salida al mercado.

Plan de Actuación Aislada
Este solar, además, ya fue objeto de un Plan de Actuación Aislada que fue aprobado por el Ayuntamiento de Valencia y que permite edificar en el mismo. Concretamente, se propuso hacer dos sótanos de 225 metros cuadrados, locales comerciales, plantas y ático, con una edificabilidad total de 1.694 metros cuadrados de los cuales 1.019 son residenciales.

Las fuentes aseguran que este proyecto puede ponerse en marcha y tratar de llegar a un acuerdo con el ayuntamiento para resolver la unidad de ambos inmuebles e incluso los problemas de planeamiento que tiene uno de ellos. Todo parece indicar, en cualquier caso, que el museo del maestro Padilla es ya historia, pues la familia, aseguran las fuentes, probablemente ya no estén ni siquiera en España después de haber perdido sus propiedades.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook