16 de julio de 2012
16.07.2012

El ingreso de 350 perros en junio colapsa el refugio de Benimàmet

Las instalaciones, con capacidad para unos cien animales, acogen ya unos 230

17.07.2012 | 14:03
El refugio de Benimàmet, con perros fuera de las jaulas, atestadas.

Todos los veranos es la misma historia, pero este año la situación del refugio municipal de animales de Benimàmet, que gestiona Modepran, es límite. «Nunca ha estado así», explica Amparo Requena, portavoz de la gestora del servicio de protección de animales dependiente de la Concejalía de Sanidad del Ayuntamiento de Valencia.

Consistorio, que dice que en el refugio hay 230 animales, y Modepran, que eleva la cifra hasta 250, discrepan en lo referente a cuántos perros y gatos hay en Benimàmet, pero se ponen de acuerdo en algo: no va más. En junio entraron 350 perros y salieron 200, según datos del ayuntamiento, lo que ha colapsado el refugio. Tanto Requena como José Márquez, jefe de servicio de Sanidad del consistorio, insisten en reclamar a los vecinos de la ciudad más concienciación en lo referente a qué supone tener un animal, menos abandonos de mascotas, que siempre repuntan cuando se acerca verano, y más adopciones de los perros que se encuentran en Benimàmet.

«La situación es terrible, nunca ha estado así», explica Requena, que señala que con la anterior gestora, la Sociedad Valenciana Protectora de Animales y Plantas (Svpap), «únicamente se recogían animales enfermos y heridos, por lo que casi tenías que esperar hasta que atropellaran a un perro para traértelo al refugio». Ahora, en unas instalaciones con capacidad para unos 100 animales, dependiendo, evidentemente, del tamaño de los mismos, hay más del doble. «Tenemos cinco o seis perros por jaula», alerta Requena, que hace hincapié en que la gestión de la protectora es «inviable» si no hay más concienciación de los valencianos. «Tenemos casos gravísimos, como el de un pastor alemán que vivía en un maletero», relata Requena.

Por ello, desde Modepran piden a los valencianos que se afilien a la entidad pero también que adopten animales de la perrera. Eso sí, «con cabeza». «Nos encontramos con situaciones dantescas que se dan porque falta concienciación», asegura la portavoz de Modepran, que apunta a un «gravísimo problema» con las colonias de gatos. Se trata de animales sobre los que es necesario llevar a cabo «importantes campañas de esterilización, que hace mucho tiempo que no se hacen», por lo que la población gatuna de Valencia está descontrolada.

Por su parte, el jefe de servicio de Sanidad en el ayuntamiento asegura que, aunque ellos no tienen obligación de hacer esas campañas, tramitan estos días un acuerdo con la Universidad CEU-Cardenal Herrera para que sean los estudiantes de Veterinaria del centro los que esterilicen a los gatos de Valencia. Además, Márquez explicó que Modepran tendrá disponible en breve un nuevo refugio, en Carlet, con una superficie de 10.000 metros cuadrados.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook