06 de agosto de 2012
06.08.2012

'Els Porrots': Danza guerrera al Cristo de Silla

06.08.2012 | 02:40

Baltasar Bueno

Se dice de ella que es una danza de origen greco-romana, pero tiene visos y maneras de ser ibérica, de las primeras tribus de las que se tiene noticia como habitantes de las tierras valencianas, tribus bajadas de la cercana Edeta. El 6 de agosto se despliegan por calles y plazas en honor a su Cristo, que no tiene advocación al uso, sino que lleva el Silla a secas.
Cristo de Silla, austero como los bailes toscos y austeros de Els Porrots, como corresponde a tribus primitivas y al espíritu castrense.La devoción a su Cristo en Silla arranca como siempre en los pueblos valencianos, en el siglo XVII, pastoral fuertemente cristológica, acentuada con San Juan de Ribera, para sustituir la religión islámica, la fe en Mahoma y las mezquitas por el cristianismo de los conquistadores.
Una piadosa tradición habla de que fueron dos ángeles peregrinos quienes llevaron hasta Silla la imagen de su venerado Cristo. Estos dos ángeles la historia las ha convertido en dos jóvenes que cada año desempeñan el papel de camareras de la imagen.Es una fiesta que impresiona por su antiquísimo folclore: "Els Porrots" y "La Carxofa". Se conserva fuertes las tradiciones, a pesar de u ser un pueblo grande de aluvión.
Ambas tradiciones son signos de identidad cultural y religiosa de la población.Es una danza pantonímica, no procesional, la de Els Porrots, una danza de lucha entre fuertes, que se baila durante el día del Cristo, mientras el sol está fuera.
Los danzantes son hombres y mujeres. La indumentaria es de luchadores prehistóricos, nada elaborada, muy simple, de acuerdo con la época que parece representa la danza. Llevan los que la bailan una maza o porrot, grueso bastón hecho de rama gruesa de árbol.
La música es también muy primitiva cuyo instrumental ha derivado a tamboril y dulzaina, clásicos y típicos de la tierra. Predomina en la coreografía el "pas militar", "costat i costat", "pas de genoll","tremolar", "bot a la cintura", ÉNo hay fiesta civil cultural que se prestigie en Silla que no estén "Els Porrots". El propio Ayuntamiento creó el "Porrot d´Or" para prestigiar a los ilustres locales. La "carxofa", el otro elemento identitario folclórico de Silla, un artilugio similar al de una alcachofa gigante que cuelga del campanario del templo parroquial, sirve para colocar dentro de ella a un niño, vestido de ángel, que al llegar el Cristo de vuelta a casa de la procesión, se abre y éste canta una cancioncilla en valenciano dedicada a la imagen, acompañado por la banda de música que a sus pies, sobre un escenario, le acompaña, ejecutando una antiquísima y deliciosa partitura musical.
Impresiona la gran cantidad de portadores de las andas del Cristo, hombres todos vestidos de riguroso negro, corbata también negra, y guantes blancos, con un silencio y seriedad impresionantes. Como también pone los pelos de punta el silencio y la emotividad reinante durante el canto de la carchofa, al término de la procesión en la plaza de la iglesia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook