07 de agosto de 2012
07.08.2012
Impagos

Una asociación cierra dos centros de acogida de menores por impagos del Consell

La deuda del Consell en 2012 de alrededor de 220.000 euros, obliga a la Asociación Nuevo Futuro-Valencia a cerrar sus centros

08.08.2012 | 02:34

     La Asociación Nuevo Futuro-Valencia ha cerrado sus dos centros de acogida de menores en la ciudad por los impagos del Consejo, que le adeuda todo el año 2012, es decir, aproximadamente 220.000 euros, según ha informado FSP-UGT-PV en un comunicado.

     La Consejería de Justicia y Bienestar Social mantiene concertados dos Hogares Funcionales de Nuevo Futuro Valencia, de seis plazas cada uno, perfectamente integrados en sus barrios. La edad de los menores acogidos en este momento oscila entre los 7 y los 17 años, y el nivel de ocupación de estos Hogares es del 100 por cien, de modo que la baja de algún menor se cubre inmediatamente.

     Dadas las características de estos centros, la consejería deriva a estos Hogares a menores con problemas de salud mental que requieren atención especializada en centros de pequeño tamaño que acojan un reducido número de menores, así como a menores con dificultades de retorno a su familia y, por tanto, de larga institucionalización.

     Actualmente, la consejería adeuda a Nuevo Futuro todos los meses transcurridos de 2012, es decir, aproximadamente 220.000 euros --el 60 por ciento inicial de la subvención-- correspondiente a los hogares funcionales. También debe todavía cuatro meses correspondientes al centro de mujeres. Cada Hogar supone 172.000 euros al año, de los cuales la consejería debe abonar a principio de año el 60 por ciento, y el 40 por ciento restante una vez justificados los gastos.

     La consejería firmó los conciertos con la obligación de abonar a la entidad titular del centro concertado, en los plazos previstos, el importe del concierto fijado en el mismo para las plazas ocupadas, --según la convocatoria pública de conciertos de plazas asistenciales en centros residenciales de protección de menores, para el periodo 2009-2013, aprobada por la Orden de 16 de octubre de 2009, de la Consejería de Bienestar Social--. Esta Orden prevé que buena parte del importe de la subvención se libre inmediatamente una vez concedida ésta, cosa que la consejería "no ha cumplido".

     La asociación ha mantenido los Hogares gracias a las aportaciones de Nuevo Futuro España. Por su parte, las mismas fuentes han lamentado que la consejería "no sólo incumple su obligación y no paga, sino que ni siquiera ofrece una fecha estimada de cuándo puede pagar, lo que hace imposible realizar previsiones de futuro y obliga al cierre de los Hogares".

     "La falta de previsión y de organización de la Generalitat --han agregado-- tiene estas nefastas consecuencias sobre el sistema de protección de menores. Este cierre provocará que la Generalitat tenga que reubicar a los 12 menores actualmente atendidos en otros centros de acogida, deshaciendo la labor socioeducativa que se llevaba a cabo, y con el perjuicio que esta itinerancia institucional provoca a los menores", han alertado.

    "VULNERA" SUS NORMAS
     De esta manera, han apuntado que la consejería "vulnera su propias normas y convocatorias, que establecen el objetivo de que el menor sea acogido en el centro más adecuado y próximo a su entorno, que exige centros suficientes, y la disposición de plazas suficientes de acogida residencial, a fin de garantizar la atención integral y educativa de menores cuya tutela o guarda detenta la Generalitat".

     También "incumple" el II Plan Integral de la Familia e Infancia de la Comunidad Valenciana, que pretendía la mejora de la red de atención social a la infancia y a la adolescencia en situación de desprotección, y recogía la necesidad de disponer de una red de recursos lo más amplia y diversificada posible, para poder adaptarse a cada caso y evitar el peligro del maltrato institucional.

     Además, este Plan insistía en esta "necesidad de diversificación" ante los perfiles emergentes de menores en situación de desprotección en nuestro país y en nuestra Comunidad: menores extranjeros no acompañados, menores con graves problemas conductuales y menores con problemas de salud mental.

     Por otra parte, el cierre de estos centros comportará también el despido de los 10 trabajadores que prestan sus servicios en los mismos. Ante ello, la FSP-UGT ha reclamado a la Generalitat que pague las cuantías adeudas a Nuevo Futuro e intente mantener los Hogares Funcionales de esta asociación, que tiene casi 20 años de implantación en Valencia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook