29 de agosto de 2012
29.08.2012

El Ateneo cierra la cafetería y prepara el local para un campeonato de billar

La entidad quiere darle uso propio a un bar que se había convertido en un referente de la plaza del Ayuntamiento

30.08.2012 | 03:45

La cafetería del Ateneo Mercantil de Valencia lleva cerrada desde antes del verano y no está previsto que vuelva a abrir a corto plazo, pues el bajo ha sido remodelado completamente y el próximo mes de octubre albergará el campeonato nacional de billar a tres bandas, según han informado fuentes de la entidad. Permanece activo, eso si, el bar del primer piso, al que únicamente pueden acceder los socios, y el restaurante del sexto.
La cafetería de la planta baja, uno de los locales con más tradición de la plaza del Ayuntamiento, llevaba funcionando 45 años ininterrumpidos, últimamente en régimen de concesión. En el mes de abril, sin embargo, la dirección del Ateneo decidió no renovar el contrato de la empresa que la gestionaba en ese momento y recuperarla para uso propio, por lo que el local cerró sus puertas al público justo antes del verano.
Desde el mes de junio todo lo que puede verse en sus cristaleras son reclamos publicitarios del local de juego que hay junto a la cafetería, también en el bajo del Ateneo Mercantil, y en el interior se han hecho importantes obras de remodelación que han acabado con toda la infraestructura de este tipo de establecimientos y han dejado un espacio completamente diáfano.
Y es que el primer uso previsto para la antigua cafetería es el campeonato nacional de billar a tres bandas que se celebrará en el mes de octubre, una disciplina con gran arraigo en la entidad, que dispone de una de las mejores instalaciones de Valencia para la práctica de este juego.
El Ateneo Mercantil de Valencia se fundó en el año 1879 y su sede actual se construyó en 1931 siguiendo el diseño de los arquitectos Fernando Arzadún, Juan de Zabala y José María Rivas. No fue, sin embargo, hasta los años sesenta cuando se abrió al público la cafetería de la planta baja, que pronto se convirtió en un referente de la plaza del Ayuntamiento.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook