El Día Europeo Sin Coches, que Valencia celebró ayer, redujo un 6,7 por ciento la intensidad del tráfico en la ciudad, respecto a un domingo normal, aunque en determinadas zonas del centro, la disminución del número de vehículos fue de hasta un 11,5 por ciento. Ese es el porcentaje que descendió el tránsito en la calle de Colón, aunque en Guillem de Castro la reducción fue del 10 por ciento, y en las Grandes Vías Marqués del Turia y Fernando el Católico, la bajada alcanzó el 8 y 7,1 por ciento, respectivamente.

Además, hasta el mediodía cerca de 30.000 personas habían viajado gratis en los autobuses urbanos gracias al cupón gratuito que podría descargarse desde las páginas web de la EMT, el Ayuntamiento de Valencia, la Agencia Valenciana de la Movilidad Metropolitana o las asociaciones que colaboran.

Durante la jornada de ayer se cerraron al tráfico el Paseo de la Alameda, excepto los cruces de los puentes de Calatrava y el de las Flores, además de los entornos históricos de Campanar, Patraix y Benimaclet.

El concejal de EU, Amadeu Sanchis, aprovechó el día para reclamar al ayuntamiento que dé "más prioridad a un medio de transporte como es la bicicleta frente a los vehículos motorizados, y pidió más líneas de autobús y mayor frecuencia, así como una mejora de la coordinación del transporte público. En un comunicado, Sanchis defendió que los ciclistas puedan utilizar el carril bus que transcurre a lo largo de toda la ronda norte, "ya que, actualmente, ningún autobús circula por la misma", y destacó "la necesidad de finalizar la conexión de todos los tramos de carril bici en el centro de Valencia".