José Antonio Martínez, secretario de la Entidad Metropolitana de Servicios Hidráulicos (Emshi), entidad propietaria de la saqueada Emarsa, aseguró ayer al juez que en 2009 pidió al expresidente de la Emshi y exalcalde de Manises imputado en la causa, Enrique Crespo, que destituyera al exgerente Esteban Cuesta por su mala gestión en la empresa pública. Martínez, que aseveró estar apoyado en esa decisión por el interventor y el gerente de la Emshi, añadió que Crespo no les hizo caso.

José Antonio Martínez reveló ayer al juez la estrecha relación que tenían Crespo y Cuesta tras afirmar que el primero se negó a cesar al segundo y que ambos intentaron esconder que Emarsa había quebrado pese a multiplicar la financiación recibida de la Generalitat por tratar la misma cantidad de agua entre 2005 y 2010. El secretario de la Emshi desde julio de 2008 explicó que Crespo siempre les había dicho que Emarsa adolecía de falta de ingresos y es, cuando consultaron las auditorías y profundizaron en las facturas de Emarsa, cuando se dieron cuenta de que había todo tipo de gastos poco acordes a la depuración de aguas. "El señor Crespo en ese momento le preguntó al señor Cuesta si hay viajes y, en caso afirmativo, que le cesaba. Y Cuesta le indicó que no había viajes".

Meses después y tras analizar la nueva documentación a la que estaban teniendo acceso el interventor y el secretario, según Martínez, Crespo le indicó "al gerente de la Emshi y al interventor que ha contrastado la documentación con el gerente de Emarsa (Esteban Cuesta) y es correcta". "También nos dice que seamos prudentes con este tipo de trabajos y demás pues al tratarse de personas que tienen relevancia pública se puede montar un escándalo donde no hay nada, pues se puede sacar de contexto y esto es una situación común en la mayoría de empresas públicas", añadió el secretario que le dijo Crespo.

En otra reunión, ya con el proceso judicial abierto, Martínez contó al juez que cuando recordó a Crespo que le había avisado de la gestión de Cuesta éste se sintió amenazado.