La Federación de Asociaciones de Vecinos de Valencia se ha pronunciado en contra de la polémica ampliación del Palacio de Congresos. No cree que sea necesario en el momento actual y además considera que existen otras prioridades en la gestión municipal, entre ellas mantener los servicios que se están perdiendo como consecuencia de la crisis económica. Aunque no se trata de un acuerdo recogido en acta, María José Broseta, presidenta de la federación, lo comunicará directamente al equipo de Gobierno municipal en la próxima reunión.

En las últimas dos semanas dos grupos de la oposición municipal (Compromís y Esquerra Unida) han expresado su oposición al proyecto y posteriormente lo han hecho varias organizaciones empresariales, entre ellas la Confederación Empresarial Valenciana (CEV) y la Asociación Valenciana de Empresarios (AVE), lo que ha forzado al Ayuntamiento de Valencia, avalista político y económico del proyecto, a reunirse con todos ellos y precisar su propuesta inicial.

Ahora, quienes opinan son los vecinos. Según explicó María José Broseta, la junta directiva de la federación abordó el tema en su reunión de la semana pasada, antes del debate empresarial, y se pronunció en contra de la ampliación. El principal motivo es el que han esgrimido otras entidades: La inoportunidad del momento. «Hacer esa inversión ahora, habiendo otros espacios de la ciudad como Feria Valencia o la Ciudad de las Ciencias, no tiene sentido. Es innecesaria», dijo Broseta, que no vería ningún inconveniente en que el proyecto se retomase cuando venga «una época de bonanza».

Teme, además, por el aval del consistorio, pues la inversión es de 24 millones y ha habido muchos negocios de empresas privadas que han fracasado. Con este podría pasar igual, entiende.

Dicho eso, la propuesta de los vecinos es centrar todos los esfuerzos «en lo que ya hay», que son los servicios municipales. Como ejemplo, María José Broseta sacó a colación la situación que viven algunos polideportivos de la ciudad, dejados en manos de empresas privadas que han tenido problemas económicos y han terminado por denunciar a la concesión.

Mociones al pleno

Entre tanto, los grupos de la oposición excepto el PSPV, que mantiene su apoyo al proyecto, presentarán mociones al pleno mostrando su oposición. El portavoz de EU Amadeu Sanchis planteará la petición de convocatoria extraordinaria del Consejo de Administración del Palacio de Congresos en la que se discuta la suspensión del proyecto de ampliación. Además, solicitará que el Ayuntamiento de Valencia, reunido en sesión plenaria, «dé marcha atrás» a dicho proyecto. Sanchis considera que la decisión sobre esta obra «debe tomarse en el ámbito pertinente», que es el Consejo de Administración, y en el pleno del ayuntamiento y «no mediante reuniones bilaterales con la patronal valenciana».