La Comisión de Hacienda del Ayuntamiento de Valencia aprobó ayer por unanimidad la propuesta de Compromís de destinar íntegramente los 170.000 euros de la paga extra de los 33 concejales del Ayuntamiento de Valencia a Bienestar Social. Según la concejala de Compromís Pilar Soriano, que se felicitó por este acuerdo, todo el dinero se dedicará a prestaciones económicas individualizadas para familias en riesgo de exclusión social. Soriano cree que en un contexto de crisis como el actual el dinero ahorrado en estas nóminas deben servir para facilitar la vida de los vecinos.