12 de febrero de 2013
12.02.2013

Grau negocia con 3 empresas la reapertura de la Rambleta

Fracasa el intento de que el polideportivo se lo quede una federación - El ayuntamiento reparará las instalaciones, pero descarta gestionarlo

14.02.2013 | 03:26
Reunión de Cristóbal Grau (derecha) con los vecinos de San Marcelino y Camí Reial.

El Ayuntamiento de Valencia ha iniciado negociaciones con tres empresas deportivas para que se queden con la gestión del polideportivo de la Rambleta, que lleva ocho meses cerrado al público después de que la empresa concesionaria renunciara al contrato y el concurso posterior se declarara desierto. Al parecer, el último intento de solución ha sido ofrecerlo a una federación deportiva, pero finalmente no ha sido posible, según informó ayer el presidente de la Asociación de Vecinos de San Marcelino, Vicent Soler.

El futuro de la Rambleta se debatió ayer en los locales de la citada asociación con la presencia de un centenar de vecinos y una delegación del ayuntamiento encabezada por el concejal Cristóbal Grau. Según Vicent Soler, anfitrión de la reunión, Grau les explicó que la negociación con la federación deportiva, cuyo nombre no dio, ha sido infructuosa y que en la actualidad se ha abierto un procedimiento negociado sin publicidad con tres empresas del sector.

Para allanar el camino, el concejal anunció también que la Fundación Deportiva Municipal iniciará en el mes de marzo las obras de reparación de las instalaciones, entre ellas la piscina y los vestuarios.

No a la gestión municipal
Lo que no parece posible, aunque los vecinos lo plantearon con insistencia, es que el propio ayuntamiento se haga cargo de la gestión, aunque sólo fuera de forma provisional hasta que se adjudicara a una empresa. Cristóbal Grau, según explicó Soler, les respondió que esa fórmula no se utiliza en ningún polideportivo de Valencia y que tampoco se iba a utilizar en éste, entre otras cosas porque el consistorio "no quiere asumir la contratación de los 25 trabajadores".

En estas circunstancias, el presidente de la Asociación de Vecinos de San Marcelino ve "negro" el panorama. No ve una salida clara a este equipamiento vital para el barrio. Por eso sacó a colación la frase de otro dirigente vecinal pronunciada durante la reunión de ayer: "Hace diez años estábamos celebrando la apertura del polideportivo la Rambleta y ahora estamos luchando por que lo vuelvan a abrir".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook