25 de febrero de 2013
25.02.2013

La música y la "mascletà" dan el pistoletazo de salida a la fiesta

La plaza del Ayuntamiento acoge la X edición de la Entrada de bandas A pesar del frío, multitud de personas acude al primer disparo

26.02.2013 | 01:22
Miles de asistentes llenan la plaza del Ayuntamiento durante el primer disparo.

Una traca en una boda, una comunión o cualquier otra celebración arranca casi siempre la misma frase de un valenciano: "huele a Fallas". Pues sí, ese olor a pólvora tan característico inundó ayer de nuevo, tras un año entero, la plaza del Ayuntamiento de Valencia con una primera contundente "mascletà".
"Hemos llorado todas", manifestó nada más terminar el acto pirotécnico una de las falleras de la Corte de Honor. Ya lo tienen aquí, el momento que tanto han esperado. Y como ellas, miles de personas que ayer abarrotaron la céntrica plaza para disfrutar de un domingo repleto de actos falleros, a pesar de la ola de frío anunciada durante la semana que amenazaba con pasar por agua las diferentes citas del día.
Y es que ayer se celebró también la décima edición de la Entrada de Bandas, un acto que se celebra cada año desde 2004, salvo en 2006, cuando hubo de suspenderse por causas meteorológicas. En esta ocasión, l'Escola de Tabal i Dolçaina de la Junta Central Fallera, junto con la Unió Musical d´Algimia, la Unió Musical de Picanya, la Societat Musical La Paz de Siete Aguas, la Societat Musical Barrio de Malilla, l'Agrupació Musical San Isidro, la Societat Musical Poblados Marítimos, la Unió Musical Santa Cecilia de Castellar-Oliveral y la Societat Unión Musical de Pescadores del Cabañal fueron las encargadas de aportar el ritmo a la mañana. Desde el mediodía desfilaron por la plaza de la Virgen y de la Reina, pasando por la calle San Vicente.
Al llegar a la plaza del Ayuntamiento, y a falta de cinco minutos para las dos, todas las formaciones tocaron al unísono "El Fallero", del maestro Serrano, dirigidas por Saül Gómez, un joven director de bandas formado en el conservatorio Joaquín Rodríguez de Valencia.
Aunque la temperatura todavía no era como para lucir manga corta, el leve viento ayudó a despejar rápidamente el humo de la "disparà" de plaza consistorial, que se concentró en la avenida Marqués de Sotelo hacia la Estación del Norte.

"Hay que demostrar mucho"
La "mascletà cero" (no se puede contar oficialmente como la primera "mascletà" ya que el calendario pirotécnico arrancará oficialmente el 1 de marzo), dejó boquiabiertos a la multitud que observaba el acontecimiento. "Teníamos que demostrar mucho, es un día muy importante, se trata de marcar un inicio, tiene que ser contundente", declaró a Levante-EMV el pirotécnico, José Manuel Crespo.
Para conseguirlo, la Pirotecnia Valenciana destinó 130 kilos de material explosivo, 20 más que el año pasado y más o menos la mitad de lo que quemará el próximo 17 de marzo cuando esta firma vuelva a disparar en la plaza del Ayuntamiento.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook