08 de marzo de 2013
08.03.2013
Ordenanza de prostitución

Valencia multará a clientes de prostitutas con hasta 2.000€

El Ayuntamiento aprueba las sanciones a proxenetas y clientes pero exime a las meretrices, aunque EU denuncia contradicciones en el texto que dejan abierta la posibilidad

08.03.2013 | 15:35
Publicidad de prostitución en un vehículo.

El Ayuntamiento de Valencia ha aprobado hoy la Ordenanza de Prostitución, que no contempla sanciones para las personas que ejercen la prostitución pero sí multas de hasta 2.000 euros para los clientes que acuden al reclamo de servicios sexuales y los intermediarios o proxenetas.

La Junta de Gobierno Local ha aprobado hoy el texto de la Ordenanza de Prostitución en consenso con el grupo municipal socialista, según han informado fuentes consistoriales en un comunicado.

La ordenanza pretende que los ciudadanos puedan hacer uso de los espacios públicos "sin las limitaciones y/o exclusiones que el ejercicio de la prostitución en la vía pública provoca".

También se pretende "proteger a los menores de edad, alejando de los centros de estudios y parques infantiles cualquier conducta relacionada con el mundo de la prostitución, calificando tales conductas como infracción muy grave y sancionándolas con más dureza".

La ordenanza sanciona tanto al cliente que acude al reclamo y a los intermediarios y/o proxenetas que explotan a las mujeres, que, en su mayoría, proceden de otros países, según las fuentes.

En el caso de las personas que ejercen la prostitución, la ordenanza señala que ninguna de las conductas descritas será sancionada. Sin embargo, Esquerra Unida ha denunciado que hay contradicciones en el texto y que deja abierta la posibilidad de multar a las meretrices.

Las infracciones más graves se sancionarán con multa de entre 1.001 y 2.000 euros, las graves tendrán una multa de entre 301 a 1.000 euros y en las infracciones leves, será de hasta 300 euros.

La ordenanza señala que se prohíbe ofrecer, solicitar, negociar y/o aceptar, directa o indirectamente, servicios sexuales retribuidos en el espacio público cuando estas prácticas supongan excluir o limitar la compatibilidad de los diferentes usos del espacio público.

Están especialmente prohibidas estas conductas cuando se realicen en espacios públicos situados a menos de doscientos metros de distancia de centros docentes o educativos, así como de parques infantiles.

Asimismo, se prohíben las conductas que, bajo la apariencia de prostitución, obstaculicen o impidan el libre tránsito de los ciudadanos por los espacios públicos, o la promoción de servicios sexuales en todos los soportes publicitarios existentes en el término municipal de Valencia, bien sean de titularidad pública o privada, así como en todos los medios de transporte urbano.

Igualmente, está prohibido mantener relaciones sexuales retribuidas en el espacio público, aunque tengan lugar en el interior de un vehículo, y también se prohíbe la realización de cualquier acto de exhibicionismo, proposición o provocación de carácter sexual en espacios públicos.

Según la ordenanza, los agentes de autoridad requerirán a los presuntos infractores para que cesen en su conducta, advirtiéndoles de que las mismas están prohibidas y de que, de persistir en su actitud, además de denunciar su conducta podrían incurrir en la infracción de desobediencia a agentes de la autoridad.

Si tras haber efectuado el requerimiento los agentes observaran a las personas requeridas realizando alguna de las conductas prohibidas, el agente procederá a denunciar al presunto infractor.

El Ayuntamiento de Valencia, a través de sus servicios sociales, informará y ayudará a toda persona que ejerza el trabajo sexual en el término municipal y quiera abandonar su ejercicio.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook