05 de abril de 2013
05.04.2013
Metro de Valencia

Un informe pedía renovar los trenes antes del accidente

Advertía de la necesidad de cambiar de las unidades de metro de la Línea 1, donde un año después se produjo el trágico accidente que acabó con la vida de 43 personas

05.04.2013 | 20:57

Un informe de Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana (FGV) fechado el 15 de septiembre de 2005 y firmado por el entonces director adjunto de Explotación de la entidad, Vicente Contreras, advertía de la necesidad de "renovación" de las unidades de metro de la serie 3700, que prestaban servicio en la Línea 1 de Metrovalencia, donde un año después un accidente causó la muerte de 43 personas y heridas a 47.

La diputada de Compromís, Mónica Oltra, en un comunicado, ha remarcado que se trata del "tipo de convoy que tuvo el accidente de metro más grave de nuestra historia, sólo unos meses después, el 3 de julio de 2006". Además, ha apuntado que el informe se realizó "pocos días después de un accidente de metro el 9 de septiembre de 2005 a la altura de Picanya (Valencia)".

Oltra ha tenido acceso al documento interno de la empresa tras una visita a las instalaciones de FGV el pasado miércoles con motivo de una petición documental para recabar los informes técnicos de compra de material móvil a Vossloh, según han informado fuentes de la formación a Europa Press.

El escrito de FGV señala que los trenes de la serie 3700 -40 unidades- que actualmente --2005-- prestan servicio en la línea 1 de Metro Valencia, "empezaron a circular el año 1986, siendo su proyecto y diseño del año 1983, por lo que están muy próximos al final de su vida útil".

Del mismo modo, apunta que "la rama de tracción y, muy especialmente, el control de la misma es de tecnología ya obsoleta" por lo que "presenta grandes problemas en su mantenimiento, ya que resulta especialmente complicado la obtención de repuestos".

"Debido al clima de esta zona la corrosión en los elementos de caja es muy importante, por lo que se hace necesario el saneo de toda ella y, en el caso de los techos, la sustitución de los mismos debido al gran deterioro que padecen", agrega.

Tras este análisis, se "considera necesaria la renovación de los trenes" cuyo precio ascendería a 1,7 millones de euros la unidad. El importe total estimado es de 68 millones, agrega el informe que indica que con esta actuación se prolongaría la vida útil de estas unidades "10 años".

Por otro lado, en el documento se advertía de que, ante el "elevado importe de esta reparación, conviene considerar la posibilidad de compra de 20 unidades tipo 3900" que representaría una inversión de 106 millones en total. El trabajador de FGV proponía una distribución presupuestaria: 15,9 millones a pagar en 2006; 5,8 en 2007; 36,8 en 2008 y 47,5 en 2009.

Estas unidades tendrían una vida útil de 20 años y "permitiría disponer de un parque más homogéneo que el actual, con el consiguiente ahorro en formación, utillajes y, sobre todo, mayor versatilidad, pudiendo operar el mismo material en las distintas líneas" de la red ferroviaria valenciana.

"SE OCULTÓ INFORMACIÓN"

Según ha señalado Oltra "hay que tener en cuenta que este informe se elaboró pocos días después de un accidente de metro el 9 de septiembre de 2005 a la altura de Picanya (Valencia), que causó 35 heridos". Por lo tanto, ha señalado que la necesidad de renovar los trenes "estaba muy ligada a la siniestros que se producían en unos trenes con tecnología obsoleta, con grandes problemas de mantenimiento y muy próximos al final de su vida útil".

Para la diputada de Compromís, "este informe demuestra que se ocultó información a la comisión de investigación del accidente de metro del 3 de julio de 2006 --de las Corts Valencianes--, demuestra que los técnicos ya habían advertido de que los trenes no estaban en condiciones, que habían acabado su vida útil y que esto estaba provocando siniestralidad", ha remarcado.

En su opinión, el informe "es una evidencia de que si se hubieran hecho bien las cosas desde el Gobierno valenciano este accidente se hubiera evitado porque se habrían comprado trenes nuevos antes del accidente que causó 43 muertos y 47 heridos".

Según Oltra, "todo esto demuestra que desde el Partido Popular se ha ocultado maliciosamente información que era relevante en la comisión de investigación por lo tanto hoy mismo desde Compromís hemos presentado otra vez la propuesta para la reapertura de la comisión de investigación, una propuesta que se ha debatido muchas veces en Les Corts y que el PP siempre ha rechazado".

"Cada día estamos descubriendo más cosas en relación al accidente que se ocultaron porque el gobierno del PP no tiene la conciencia tranquila", ha apostillado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook