20 de julio de 2013
20.07.2013
Proyecto audiovisual

Valencia en movimiento

Israel Melero recoge en un vídeo hecho con 50.000 fotografías el movimiento de la ciudad - Este joven riojano se despide de la que ha sido su casa los últimos 3 años

23.07.2013 | 01:02

Israel Melero nació en La Rioja hace 27 años, cursó sus estudios universitarios en el País Vasco y terminó por amistad en Valencia en un máster. Ahora emigrará a Londres aprovechando una beca. «No me queda otra», reconoce.

Su trabajo final de máster es sobre Valencia. «Quería que mi proyecto fuera sobre la ciudad de Valencia, aunque cuando lo empecé aún no sabía que me iría. Espero volver, esta ciudad me ha tratado muy bien», comenta. Se trata de un vídeo de cinco minutos que utiliza la técnica time-lapse para retratar la ciudad que le ha acogido los últimos tres años. «He utilizado cerca de 50.000 fotografías fijas, que unidas en un vídeo recogen a la perfección el movimiento de la ciudad», explica. «Salía del trabajo y me iba corriendo a uno de los escenarios que tenía pensados y plantaba la cámara una hora. Luego revisaba las 200 ó 300 fotografías que había tomado».

Israel recoge en todas esas imágenes la esencia de zonas emblemáticas y otras menos conocidas de la capital del Turia. Desde la estación del Norte al mercadillo del barrio de Benimaclet. «He vivido junto a él todos estos años, es un barrio pequeño y me costó encontrar el espacio abierto que buscaba, pero tenía que incluir algo en el vídeo sí o sí».

«Buscaba días con nubes. Cuando fotografías edificios o espacios abiertos, cualquier cosa en movimiento aporta muchísimo y las nubes eran esenciales. El problema era que no había muchos días con nubes en Valencia, no de esas blancas sobre un cielo azul perfecto, así que me convertí en un 'caza nubes' que salía corriendo a la calle cada vez que aparecía el cielo perfecto».



«Quería retratar las zonas menos turísticas, evitar la ciudad de las Artes y dar una visión personal, cercana a lo que yo he vivido aquí estos tres últimos años. Quise capturar el ritmo de la ciudad y me sorprendió lo parada que está la zona del Club Naútico».

«Me voy con una beca Leonardo. Es una oportunidad, aunque preferiría tener trabajo». Israel aprovecha una beca de la Unión Europea para irse un año a la capital inglesa a ampliar su experiencia profesional. «Quiero mejorar el inglés y seguir trabajando, aquí no veo futuro y esto parece una buena oportunidad». Israel, con una licenciatura y un máster, seguirá siendo becario el próximo año. Antes lo fue para la Universidad Politécnica en Valencia, lo que le permitió estudiar y trabajar a muchos kilómetros de distancia de su Alforo natal en La Rioja. «Me da mucha pena irme, pero al final te tienes que buscarte la vida haciendo lo que gusta».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook