13 de septiembre de 2013
13.09.2013

Domínguez autoriza al conservatorio a abrir un acceso al aparcamiento

Se trata de una medida de "gracia" y "transitoria" hasta que resuelva los problemas planteados por los técnicos

13.09.2013 | 01:06
El nuevo vado pintado en una de las puertas.

El Conservatorio Superior de Música Joaquín Rodrigo, inaugurado en junio de 2010, podrá utilizar este curso su aparcamiento de 65 plazas después de que el Ayuntamiento de Valencia, por "gracia" de su concejal Miguel Domínguez, le haya permitido pintar un vado en una de sus entradas como medida "provisional" hasta que se resuelvan los problemas señalados por los técnicos municipales y pueda concederse un vado definitivo.
Hasta febrero de este año, el conservatorio venía utilizando su aparcamiento sin vado. Los vehículos entraban en el recinto aprovechando un paso de peatones cercano a la puerta y recorriendo un pequeño tramo de acera. Pero en esa fecha la Policía Municipal colocó unos bolardos que impedían esa maniobra e inutilizaban el aparcamiento. Tampoco podían entrar ambulancias y servicios de emergencia, como se encargó de reseñar el director del conservatorio, Eduardo Montesinos.
Se activó entonces la maquinaria de la entidad, que llevaba tres años gestionando el vado sin éxito, y conocieron, afirma Montesinos, que había informes de los técnicos municipales contrarios a la concesión. Al parecer, el cuarto de contadores debía tener 24 metros cuadrados y tenía 12; tampoco había plazas para discapacitados y faltaba el informe final de los bomberos.
El director del conservatorio se puso entonces en contacto con el concejal de Seguridad Ciudadana, Miguel Domínguez, y en una reunión en la que también estaba el jefe de la Policía Local, acordaron permitirle que pintara el vado en una de las entradas como medida de "gracia" y de "forma transitoria" hasta que se resolvieran los problemas. "Se hizo así pensando sobre todo en los servicios de emergencia", dijo Montesinos.
También habló, afirma, con el arquitecto de la Generalitat que firmó la obra para que resuelva esos problemas técnicos, de manera que ahora están a la espera de una resolución definitiva entre administraciones.
El director del conservatorio espera que eso sea pronto, pues aunque pueden usar el aparcamiento, siguen teniendo sin vado una una de las entradas y también el acceso a la cafetería y el montacargas del auditorio.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook