14 de septiembre de 2013
14.09.2013

El ayuntamiento rescinde el convenio con Hosoju por sus deudas fiscales

El Hogar Social Juvenil atiende a 165 personas derivadas de centros municipales

14.09.2013 | 00:00

El Ayuntamiento de Valencia ha decidido no prorrogar el convenio que firmó hace un año con el Hogar Social Juvenil, conocido como Hosoju, por las deudas que esta entidad, dirigida por el sacerdote Fernando Giacomucci, tiene contraídas con Hacienda. Según Giacomucci explica en una carta a la que ha tenido acceso este diario y que está incluida en el expediente que ayer fue a la Junta de Gobierno Local que la deuda con Hacienda "deriva de unos terrenos" que la asociación Pro Hogar Social Juvenil adquirió en Godelleta para la construcción de un centro para albergar a mujeres maltratadas y en riesgo de exclusión social. El proyecto "no pudo realizarse por las dificultades e impedimentos por parte del Ayuntamiento de Godelleta", según Giacomucci.
La entidad, que gestiona un centro en el que viven actualmente 165 personas derivadas del ayuntamiento, según Giacomucci, asegura que sin los ingresos público les es "imposible" atenderles. "A finales de 2012 tuve que prescindir de 4 técnicos y en la actualidad solo trabajan una psicóloga, una criminóloga y un trabajador social", indica el sacerdote.
El ayuntamiento hace oídos sordos a la petición de Giacomucci y se niega a aprobar la prórroga del convenio "para el desarrollo de programas de inserción social de personas sin hogar" firmado con el Hosoju por las deudas de la entidad con Hacienda.
En un intento desesperado de convencer al consistorio de que mantenga la colaboración, la asociación presentó justificante de que no tiene deudas contraídas con la Seguridad Social.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook