14 de septiembre de 2013
14.09.2013
Ley de Memoria Histórica

Compromís pide al Ayuntamiento que facilite la retirada de placas franquistas

Pilar Soriano asegura que "los escudos con el yugo y las flechas, el símbolo de Falange, siguen colocados en muchas de las viviendas 35 años después de la muerte del dictador".

14.09.2013 | 17:19

Compromís reclama al Ayuntamiento de Valencia que facilite a las comunidades de vecinos la retirada de todas las placas franquistas de los edificios de Valencia.

En un comunicado, destaca que el consistorio de Paterna, a instancias de Compromís, ha aprobado recientemente dirigirse a las comunidades de vecinos para informarles de la obligación de retirar las placas franquistas en los edificios del término municipal, según establece la Ley de Memoria Histórica.

Al respecto, Compromís subraya que "hace referencia a cualquier símbolo que atente contra la Ley 52/2007, no sólo a los que estén colocados en edificios públicos", incluidas las "placas identificativas por ser viviendas protegidas durante el Franquismo" que perviven en "muchos edificios" de la ciudad.

La concejala de Compromís Pilar Soriano asegura que "los escudos con el yugo y las flechas, el símbolo de Falange, siguen colocados en muchas de las viviendas protegidas construidas durante el Franquismo 35 años después de la muerte del dictador".

La edil plantea que para evitar la posible afección estética en las fachadas de los edificios, "las placas falangistas podrían ser sustituidas perfectamente por otras placas, que tendrían la información de que ese edificio era protegido pero sin hacer referencia a ningún símbolo de la Dictadura", propuesta que se aprobó recientemente en Paterna a raíz de una moción inicial de Compromís.

Así, desde Compromís proponen que se envíe una carta a las comunidades de propietarios que tengan esas placas en las fachadas para "explicarles que la Ley de Memoria Histórica no permite ningún símbolo franquista y dándoles la posibilidad de cambiarlas por placas adecuadas al régimen democrático".

Soriano mantiene que "es una cuestión de decencia que por fin la ciudad no tenga ningún elemento de la Dictadura, que tantas muertes y sufrimiento provocó".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook