19 de septiembre de 2013
19.09.2013
Proyecto

El Parque Central, apto para esconderse o para un concierto

La arquitecta Kathryn Gustafson, autora del diseño, cree que será un espacio para personas de todas las edades

19.09.2013 | 15:03
Recreación del futuro Parque Central.

La arquitecta estadounidense Kathryn Gustafson, que lidera el equipo responsable del diseño del futuro Parque Central de Valencia, ha asegurado hoy que este espacio permitirá resolver las necesidades de personas de todas las edades y servirá tanto para un concierto como para relajarse y esconderse.

Gustafson ha visitado hoy Valencia y ha impartido una conferencia sobre su trayectoria artística en la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de la Universidad Politécnica.

Para esta arquitecta y paisajista la principal seña de identidad de su proyecto y el motivo por el que fue elegido es por la forma en que, a través de esferas y curvas, refleja la tradición valenciana en torno a la comida o el sol.

"El proyecto se configura a base de esferas y curvas, que son una alegoría de la forma de ser y vivir y al mismo tiempo delimitan espacios para diferentes actividades. Al mismo tiempo contempla la unión de partes de la ciudad tradicionalmente separadas con ejes norte-sur y este-oeste con puntos de encuentro", ha indicado.

"El parque debe poder resolver todo tipo de situaciones, leer, pasear, pensar, montar un picnic con amigos o asistir a un concierto de rock con miles de personas, debe generar ambientes propicios para todas las etapas de la vida", según esta paisajista, autora de la fuente en memoria de Lady Di en Londres, entre otros muchos proyectos destacados.

En opinión de Gustafson, las ciudades necesitan ser más equilibradas, y pese a que no se opone a que sean también más densas, considera que solo es posible si se habilitan más espacios abiertos para que sea fácil el "acceso a la naturaleza".

De hecho, cree que no son necesarios grandes parques como el Central Park de Nueva York o el Hyde Park de Londres, sino que apuesta por las zonas verdes más reducidas.

Así, ha indicado que el proyecto del Parque Central, en su extensión sur, dispondrá de una especia de parque lineal con un acceso rápido desde las viviendas, e incluso permitirá que los padres vean desde su casa cómo juegan los niños sin necesidad de acompañarles.

"Lo primero que hacemos al abordar el proyecto de un nuevo parque es investigar la cultura, la historia, el territorio, la ecología e incluso los suministros de agua disponibles. Este proyecto no podría ser construido en cualquier sitio, sólo es posible en este lugar", ha añadido.

Sobre el desarrollo del mismo, Gustafson ha apuntado que, salvo la primera fase, el resto del proyecto depende del soterramiento de las vías del tren.

La arquitecta y paisajista norteamericana ha sido acompañada por dos ingenieros responsables de consultoras valencianas que participan en el proyecto del Parque Central: Domingo Checa, de Grupotec, e Ignacio Muelas, de Nova Ingeniería.

En declaraciones a EFE, Domingo Checa ha explicado que su firma es responsable de estructuras e instalaciones mientras que Nova coordina el proyecto, en el que intervienen varios equipos, y es responsable de las relaciones con la administración.

"La primera fase del proyecto, que ya se encuentra redactada y entregada a las autoridades, se puede acometer sin necesidad de que las vías o la estación sean soterradas", ha explicado.

Se trata de un parque que ocuparía la zona este de la superficie del Parque Central, entre la playa de vías y el barrio de Ruzafa, sobre la que se ha proyectado una zona verde de 110.000 metros cuadrados.

Actualmente este proyecto ha sido revisado por los técnicos municipales y está a la espera de que se apruebe el Plan de Actuación Integral (PAI), tras lo cual se aprobaría el proyecto constructivo y se podrían empezar las obras.

La financiación del proyecto, que cuesta unos 23 millones de euros, y los plazos dependen de la Sociedad Parque Central, formada por el Gobierno central, la Generalitat y el Ayuntamiento de Valencia, y su ejecución será propiciada por la revalorización de las parcelas como consecuencia de la actuación, ha indicado el ingeniero colaborador de Gustafson.

Esta futura zona verde, la primera pieza del Parque Central, tendrá tres espacios diferenciados: el primero dedicado a juegos infantiles, un segundo ambientado en la huerta valenciana y otro dedicado a diversas tradiciones de la ciudad.

"Toda la zona tendrá entidad en sí misma, de modo que los usuarios no notarán que es una parte de un parque más grande que vendrá después", ha añadido Domingo Checa.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído