19 de septiembre de 2013
19.09.2013

El Puente de las Artes se convierte en aparcamiento de autobuses de cruceros

19.09.2013 | 01:08
Autobuses aparcados en el Puente de las Artes

La policía permite a los vehículos que realizan excursiones organizadas esperar en este punto

El Puente de las Artes, el que está situado junto al IVAM, se convirtió ayer en el nuevo estacionamiento de los autobuses que hacen las excursiones de los cruceros. Ante la imposibilidad de aparcar sus vehículos en el lugar que tienen destinado para dejar y recoger a los viajeros, en la calle Blanquerías, junto a las Torres de Serrano, parece que la Policía Local les ha permitido finalmente usar el puente como estacionamiento mientras los cruceristas hacen su visita al centro de la ciudad. Se trata, en cualquier caso, de una medida improvisada, pues la Concejalía de Circulación y Transportes asegura que no ha autorizado nada.

A día de hoy el ayuntamiento sólo ha designado la calle Pintor López para los autobuses lanzadera que acercan a los cruceristas a la ciudad y la calle Blanquerías para los autobuses que llevan excursiones organizadas.

El problema es que en este último punto los autobuses sólo pueden parar cinco minutos para cargar y descargar y luego tienen que marcharse a otro lugar no determinado para esperar. «Eso es una locura, nos está pasando de todo, porque si te quedas más tiempo del previsto la policía te echa y ha habido multas y todo», asegura uno de los conductores.

Su alternativa para este verano fue dejar los autobuses en el Puente de las Artes, «pero tampoco nos dejaban quedarnos, la policía venía enseguida y nos echaba», dice el conductor.

No ha sido hasta el día de ayer cuando les han permitido estacionar y quedarse. Los conductores no saben cómo se ha gestionado esa autorización, pero no las tenían todas consigo, pues no descartaban que en cualquier momento se presentaran los agentes y tuvieran que irse.
Ayer a media mañana, en el Puente de las Artes, uno de los más singulares de Valencia y también uno de los menos transitados, tenía cinco autobuses aparcados en cada sentido a la espera de que llegara la hora para ir a Blanquerías a recoger a sus excursionistas.

Esta circunstancia, la supuesta autorización para estacionar en el puente, era desconocida para la Concejalía de Circulación y Transportes, que es la que ha negociado los puntos donde pueden o no pueden parar los autobuses.

Fuentes de la concejalía aseguraron que esa orden, de existir, la habría dado la Policía Local, porque su departamento seguía manteniendo como puntos oficiales el de la calle Pintor López, junto al Puente de la Trinidad, y el citado de Blanquerías para las excursiones. Ni siquiera está autorizada la parada de la Lonja, habitual también de excursiones.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook