27 de septiembre de 2013
27.09.2013
El Cabanyal y la Malva-rosa

La regeneración de las playas urbanas adelanta el final de la temporada

El ayuntamiento retira las pasarelas ante el inicio inminente de los trabajos de redistribución de la arena

27.09.2013 | 05:30
La regeneración de las playas urbanas adelanta el final de la temporada

El final de la temporada de baño en las playas urbanas del Cabanyal la Malva-rosa se ha adelantado 15 días. Los trabajos de regeneración de las playas que van a llevar a cabo el Ministerio de Medio Ambiente y el Puerto de Valencia han obligado al Ayuntamiento de Valencia ha retirar ya las pasarelas de madera para no obstaculizar el «rasanteo y nivelado» de la arena.

Las pasarelas, que facilitan el acceso de los bañistas a la primera línea, se mantienen hasta la segunda quincena de octubre para aprovechar los coletazos del verano. Sin embargo, este año se han adelantado y a partir de hoy las playas ya no contarán con las pasarelas. El ayuntamiento no aclaró ayer si se permitirá el baño mientras duren los trabajos de regeneración de las playas, ni si se harán de forma manual o con maquinaria pesada. La intención de Costas era empezar estos trabajos en julio, si bien el ayuntamiento solicitó que se aplazaran hasta el final del verano para no arruinar la temporada de baño.

Tal como adelantó este diario en julio, el ayuntamiento ha requerido en varias ocasiones a la Dirección General de Costas para que tome medidas frente a las grandes cantidades de arena que se acumulan en las las playas de las Arenas y el Cabanyal y que llega a invadir el paseo marítimo y la marina. Todo derivado de la erosión de las playas vinculada a las obras de la macroampliación norte del puerto, cuyo estudio de impacto ambiental ya advertía del impacto severo en las playas urbanas.

Así las cosas, la Concejalía de Medio Ambiente anunció ayer que «va a proceder de forma inmediata a la retirada de todas las pasarelas ubicadas en dichas playas, tanto rígidas como flexibles, adelantando de este modo la planificación establecida por el servicio».

Las obras de rasanteo y alisamiento de arena, añadieron, van a suponer «una mejora medioambiental en las playas de la ciudad de Valencia y evitarán en gran medida el vertido de arena en el paseo marítimo, especialmente en episodios de temporales».

El EIA de la macroampliación anunciaba «un basculamiento general de las playa hacia el sur, con un ligero retroceso de la orilla al norte (Malvarrosa) e importantes acreciones de sedimentos en el extremo sur (las Arenas)». Las previsiones se han cumplido y ahora el puerto tendrá que aplicar las medidas correctoras.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook