01 de octubre de 2013
01.10.2013

Valenbisi acepta ante el juez modificar las cláusulas denunciadas por abusivas

La empresa admite que algunas condiciones pueden generar dudas entre los consumidores

01.10.2013 | 09:08

La empresa El Mobiliario Urbano S.L.U. (JCDecaux España), que gestiona el servicio de alquiler de bicicletas Valenbisi, se comprometió ayer ante el juez a modificar tres cláusulas de su contrato con los usuarios que la Fiscalía ha denunciado al considerar que son abusivas. El abogado de la firma admitió que las cláusulas pueden generar dudas entre los usuarios y aceptó que la Fiscalía supervise su modificación. El caso comenzó a juzgarse en el juzgado de lo Mercantil número tres de Valencia, pero el magistrado suspendió la vista una vez iniciada tras el compromiso de la empresa.

El fiscal Manuel Campoy (responsable de la Sección de Mercantil, Contencioso y Social) presentó una demanda en el juzgado tras recibir la reclamación de una usuaria que denunció que la firma no le devolvió los 150 euros de fianza que depositó cuando suscribió el contrato alegando que una de las bicicletas se perdió porque „según la empresa„ realizó mal el anclaje. Campoy defendió al inicio de la vista que el contrato puede vulnerar la ley de Defensa de los Consumidores que establece que si las cláusulas son abusivas deben anularse.

El fiscal explicó que el primer abuso del contrato es una cláusula que advierte de que en caso de litigio sobre el momento de la devolución de la bicicleta prevalecen los datos del servidor informático de JCDecaux. Manuel Campoy alertó al juez de que esta «imposición» supone un desequilibrio «en perjuicio del consumidor que es el que tiene que probar que los datos no son correctos. ¿Cómo puede demostrar el consumidor que los datos son erróneos?». El representante del ministerio público lamentó que en la práctica es imposible que el usuario lo demuestre por lo que el ejercicio de sus derechos «quedan vinculados al exclusivo criterio y voluntad del titular del sistema Valenbisi».

El responsable de la protección a los consumidores de la Fiscalía añadió que la segunda cláusula abusiva señala que cualquier retraso superior a 24 horas en la devolución de la bicicleta conllevará la consideración de que ha desaparecido con lo que se impone la obligación de pagar una indemnización o la ejecución de la fianza de 150 euros. Esta es la norma que llevó a una usuaria a denunciar el caso en la Fiscalía.

Manuel Campoy incidió en que la tercera cláusula abusiva recoge que la concesionaria del servicio no se responsabiliza de los vicios ocultos o defectos de la bicicleta. «¿A quién le va a reclamar el usuario? ¿A qué empresa?», se preguntó el fiscal. «Es una cláusula enrevesada. Esto no está redactado de forma clara y hay varias interpretaciones», lamentó.

Prohibición total
El representante del ministerio público concluyó su alegato solicitando que se declaren nulas las tres cláusulas cuestionadas, que se obligue a la empresa a que las elimine de sus contratos y que se le prohíba volver a utilizarlas en el futuro.

El abogado de la firma denunciada admitió que las normas cuestionadas pueden ser confusas. «Entendemos que las tres cláusulas podrían generar dudas. Proponemos una redacción más clara y que sea supervisada por el fiscal», señaló el letrado.

El magistrado del juzgado de lo Mercantil número tres decidió en ese momento suspender la vista y dio quince días de plazo a la empresa para que consensúe con la Fiscalía los cambios. En caso de acuerdo, el fiscal retirará la demanda que presentó. En caso contrario, el juez volverá a señalar una fecha para que se celebre el juicio.

«Ahora voy a intentar recuperar mi dinero»
Carmen Borrafón, la joven que denunció el caso en la Fiscalía, indicó ayer que todavía no ha recuperado los 150 euros que le cobró Valenbisi. «Ahora voy a intentar recuperar mi dinero y que todo el mundo pueda hacer lo mismo. Yo dejé bien anclada la bicicleta y a los tres días me enviaron un correo electrónico diciéndome que había sobrepasado el límite de las 24 horas. El sistema no funcionó», lamentó Carmen. La denunciante se alegró de que la empresa rectifique el contrato. r.f. valencia

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook